Notas sobre la Ascensión 73

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

Tiempos de Transformación

Regalos de la Luz * Re-flexiones

Queridos las Grandes Energías del Centro Galáctico SIGUEN jugando el papel más importante a lo largo de estos años de Transformación humana. En diciembre del año 2012 fue sólo el inicio, durante el solsticio de Capricornio, de la alineación con el Centro de la Galaxia de la Vía Láctea, que se encuentra a más de 30.000 años luz de la Tierra. En ese evento el Sol apareció formando una Conjunción (inicio) con la Vía Láctea para completar un ciclo de 26.000 años de un proceso que llegó a su fin (modo supervivencia) y al mismo tiempo un inicio de un NUEVO AMANECER (cooperación). Ese evento, aún presente hasta el 2030 (transición), constituye el regreso al Hogar (como conciencia), una conexión con nuestras raíces más profundas como seres espirituales. Conforme se vayan desplegando los años en nuestro camino hacia esa re-unión auspiciosa, nuestro sistema solar se tornará cada vez más activo.

Actividad que generará una Gran ola de energía, llena de Códigos de Luz (y hasta el 2030) penetrando en los nuevos territorios del espacio que nuestro sistema solar, atravesando actualmente nuestro viaje por el Cosmos. Esa energía se está introduciendo deliberadamente (cada vez más) en nuestro mundo para mejorar y afinar rápidamente la conciencia humana en múltiples niveles de la realidad. El cosmos está lleno de vida, y civilizaciones avanzadas en cuanto a la conciencia están distribuyendo sus conocimientos y logros por todo el campo de la existencia utilizando frecuencias de luz mediante ondas portadoras de información.

Las gentes de todas partes se están tornando cada vez más sensibles a los efectos causados por el aumento de la energía procedente de radiaciones cósmicas (así como puede verse a la Madre Naturaleza reaccionado ante ella). En este momento, vivir en la Tierra supone aprender cómo manejar la energía desde la perspectiva del cuerpo físico. El Sol gobierna nuestro sistema solar; la vida tal y como la conocemos la vida necesita una fuente de luz para florecer. Esas transmisiones (actividad solar inusual y sin precedentes) modifican el tapiz de la realidad física. La radiación cósmica tiene un poderoso efecto sobre el cuerpo de Gaia (activando la radiación interior, su núcleo) y sobre nuestro cuerpo, porque una mayor actividad en los ciclos crea una estimulación y comunicación más intensa a nivel celular.

Nuestro Hermano Sol, junto con una selección de otras fuerzas cósmicas, juega el principal papel durante estos tiempos de Transformación, ya que entrega frecuencias que nuestro cuerpo, nuestras células y nuestra mente consciente pueden utilizar para mejorar la vida. Al estar nuestro sistema solar pasando por las nuevas áreas del espacio, gracias al Entrelazamiento Cuántico, el Sol está traduciendo los códigos de la conciencia que van apareciendo y los distribuye elocuentemente por todo el sistema.

La energía cósmica interactúa con nosotros y con nuestra versión del campo de la existencia al perforar las capas de patrones en el ADN, que han sido codificados con una perfecta acumulación de percepciones ancestrales a lo largo de las generaciones. La energía puede reorganizar nuestras percepciones y situarlas en una nueva perspectiva donde nos resulte más fácil desentrañar cualquier patrón emocional auto-destructivo (como puede ser el victimismo o el miedo, el odio o la venganza y la violencia). Al ver y entender el propósito de estos sentimientos también podemos situar los sucesos en un “marco más amplio” e interconectado de causa y efecto. Para dejar atrás el infinito y aburrido lazo de repeticiones en el camino de la carencia de poder, tienen que tomar una decisión y luego ser creativos. Nuestro cuerpo es muy receptivo en cuanto a las frecuencias de luz que llevan instrucciones codificadas para navegar por el tapiz de la realidad multidimensional.

Cada una de las decisiones potenciales a las que nos enfrentamos crea un vórtice energético; esto es, un punto de poder donde las potenciales realidades esperan ser elegidas. Cada vez que tomamos una decisión, seleccionamos un vórtice personal de energía para reforzar nuestra versión del mundo. Cuando nuestra mente permanece clara y nuestro cuerpo funciona de manera óptima, resulta mucho más fácil focalizar la serena atención en una versión de la realidad que decidimos ocupar conscientemente.

Presten atención al gran baile de energías sutiles que está teniendo lugar actualmente, porque la realidad se modifica debido a la intervención de nuestra conciencia. Nuestras percepciones alteran el tapiz de la realidad para adaptarse a nuestras expectativas; cuando confiamos en los nuevos paradigmas respecto a la experiencia de nuevas realidades, creamos una nueva forma de onda de conciencia, que alberga nuestras intenciones a nivel subatómico y busca mezclarse con las probabilidades. Todo está en Orden Divino.

«El propósito de toda esta Enseñanza es la evolución de las formas en las que estamos como almas. Tenemos la responsabilidad de hacer que evolucione la forma que se ha acumulado alrededor del alma. Se dice que el alma ha logrado su cometido cuando ha transformado a su personalidad animal en una completamente humana, en la que lo Divino coopera. Cuando lo Divino coopera con el ser humano, todo es posible para el alma. Esa es la forma ideal que incluso los ángeles buscan.

No piensen que sólo los humanos buscan a la Divinidad, es decir, la Verdad. El Omnisciente, Omnipotente y Omnipresente, sólo puede ser experimentado por el Hijo de Dios. Nosotros tenemos el privilegio de ser Hijos de Dios aunque perdimos la memoria respecto a ello y nos convertimos en hijos de la mente. Poco a poco degeneramos en hijos de los animales, sirviendo a la personalidad todo el tiempo –los requerimientos del cuerpo, los requerimientos del entorno. Para asegurarnos de que el Hijo de Dios sea instituido nuevamente, tenemos que domesticar a la naturaleza animal en nosotros, encontrar cada vez más la naturaleza humana en nosotros, alinearnos con las diversas inteligencias de la divinidad que prevalecen en nosotros. De este modo permaneceremos como humanos con conexión divina y seremos nuevamente Hijos de Dios.

Todos los Hijos de Dios han sido instrumentos del Plan de Dios. Hicieron la Voluntad de Dios, recibieron el Conocimiento correspondiente y luego llevaron a cabo su manifestación» (Maestro K. Parvathi Kumar).


Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *