Notas sobre la Ascensión 114

con No hay comentarios

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

Elige tu cronograma de Ascensión

Recuerda que nos encontramos inmersos en la Tormenta 4D en este momento (2020-2030). Es el momento de elegir nuestro propio cronograma de Ascensión. AHORA es el momento de conectarnos con la visión que cada uno alberga en su interior, para ver cómo se desarrolla el destino de la humanidad, de la Madre Tierra y de toda forma de vida.

AHORA es el momento de re-alinear nuestra frecuencia interna con la paz, la armonía y la igualdad que laten en nuestro corazón. Es la frecuencia que nos resuena a todos, despertando un profundo conocimiento y confianza en la necesidad del Cambio. Hemos trabajado arduamente para comprender y desentrañar la gran ilusión en la que nos encontrábamos atrapados. Hemos liberado las cadenas de nuestra conciencia, liberando aquello que pensábamos que era normal pero que en lo más profundo de nuestro ser siempre supimos que no estaba bien.

El GRAN DESPERTAR está en marcha. Una vez más, se nos insta a desenredar, filtrar y navegar a través de las energías presentes para elevarnos hacia las líneas temporales superiores que vinimos a explorar en este plano terrestre.

Querida alma antigua,

Ángel en esta tierra,

tu propósito es traer luz.

Es hora, una vez más,

de elevarnos,

de Ascender.

Deja que tu luz brille.

* * *

Si te gusta la Publicación, dale clic al café: ¡INVÍTANOS A UN CAFÉ! (pesos ARG)

Centro Escuela Claridad

Montañistas de la vida

“Ascensión” es un término que abarca diversas interpretaciones, traduciéndose en algunos idiomas como subida, despegue o escalada. En su esencia, implica elevarse hacia una visión más amplia, alcanzar alturas más elevadas y acceder a una conciencia más profunda que nos permite percibir la existencia en este mundo desde una perspectiva renovada.

El proceso de ascender contrasta con el acto de descender, que nos lleva a sumergirnos en los reinos inferiores. Como montañistas en el sendero de la vida, nos enfrentamos a ambas opciones. Nuestro nacimiento marca el inicio de nuestro gran ascenso, el momento en que nuestras almas descienden a este cuerpo, a esta vida, a esta familia y sociedad. Desde entonces, comenzamos a ascender, navegando a través de lecciones que abarcan el amor y el miedo.

Este viaje ascendente se materializa a través de nuestras interacciones con quienes nos rodean y mediante una variedad de situaciones y emociones contrastantes. A lo largo de nuestra travesía en la montaña de este planeta, nos encontramos con la Ascensión como un proceso tanto individual como colectivo para la humanidad en la Tierra. En la evolución, nada permanece estático y todo está sujeto a cambio constante.

La dimensión tridimensional de la vida (3D) representa una etapa de conciencia vista desde la base de la montaña, donde la narrativa de la seguridad se construye sobre la ilusión de que la vida puede ser controlada y forzada mediante la adaptación, la obediencia y el cumplimiento de las expectativas impuestas por el sistema social en el que nacimos.

Desde la infancia, aprendemos a adherirnos a las reglas establecidas por nuestros padres, la educación, y la sociedad en general, todas controladas por las normativas gubernamentales de nuestro país. Se nos enseña que, si cumplimos con este “buen comportamiento”, nos irá bien.

Más adelante en nuestro camino ascendente, nos enfrentamos a otra dimensión de conciencia: la 4D. Aquí, la seguridad que creíamos tener se desvanece, dejando al descubierto la ilusión en la que confiábamos. Nos encontramos en el caos, enfrentando desafíos que amenazan nuestra estabilidad emocional y física. La incertidumbre y el miedo se apoderan de nosotros, especialmente durante grandes eventos de la vida como enfermedades, pérdidas laborales, divorcios o crisis globales.

Estos momentos de crisis nos sacuden profundamente y nos hacen anhelar la seguridad y la inocencia perdidas. Nos encontramos en medio de la tormenta (4D), rodeados de nubes oscuras y sin vislumbrar el camino claro hacia adelante. Justamente es en estos momentos críticos donde se nos presenta una elección: ¿retroceder hacia una existencia cómoda pero opresiva, o continuar ascendiendo hacia una conciencia superior?

Este es el libre albedrío del Montañero, la decisión de enfrentar la tormenta (4D) y las nubes oscuras para alcanzar nuevas alturas de conciencia (5D) y transformación personal. Caminar a través de la tormenta y las nubes oscuras lleva a cada persona a una conciencia superior.

* * *

Caminar a través de la tormenta

Como ya hemos mencionado previamente, nos encontramos inmersos en la Tormenta 4D en este momento (2020-2030). Navegar a través de esta tormenta (4D) y sus nubes oscuras representa una Gran Oportunidad, conduciendo a cada individuo hacia una conciencia superior (5D).

Cuando te encuentres en un punto en el que no tengas nada que perder, cuando retroceder ya no sea una opción viable, entonces solo queda soltar la ilusión de control sobre la vida y entregarse a fuerzas superiores.

A través de tiempos difíciles, emociones pesadas y sentimientos de incertidumbre, desesperación y soledad, es cuando verdaderamente aprenderemos sobre la auténtica vida humana. Es entonces cuando tú y yo entenderemos que la gravedad del universo nos sostiene.

Que no caigamos.

Que el suelo no se desmorone debajo de nosotros.

Que tú y yo no sucumbamos.

Esto sucede cuando nos soltamos y nos atrevemos a preguntar en voz alta: ¿Y ahora qué? ¿Cuál es el siguiente paso? Y verás que hay respuestas. Que existe una guía para la montaña. Que recibimos indicaciones. Que estamos conectados con formas divinas superiores, invisibles pero tangibles, de sabiduría vital. Que el Universo provee lo necesario. Claro está, si te atreves a soltarte y simplemente a enfrentar la tormenta.

Ese momento te enseña a tener confianza en ti mismo. Que no hay más control. Que no hay reglas, ningún sistema que pueda dominar la vida. Que nadie fuera de ti tiene poder. Cuando aprendes a cuestionarlo todo y a todos, y descubres tu propia verdad, tu propio camino en esta vida nace. Nuestro viaje en este Despertar Colectivo.

Ese momento te lleva desde una conciencia inferior, a través de la oscuridad, hacia la posibilidad de una conciencia superior llena de luz, amor y libertad. Entonces te das cuenta de que toda la fuerza, la luz, la inspiración para la creación en tu vida, todas las respuestas, residen dentro de ti.

Si te conectas y confías en ti mismo, en tu intuición. Y, sobre todo, si confías en la ley universal y en la fuerza vital que está conectada con todo y con todos, a través de la energía que fluye a través de ti. Porque más arriba en la montaña, elevándote por encima de las nubes, el aire se vuelve más puro y ligero, la vista se expande a tu alrededor y sientes paz y victoria.

Y ahora, cuando miras hacia el valle, al mirar hacia atrás, comprendes dónde estabas y qué perspectiva tenías, lo que te hizo creer que era real. Cuando aún no podías saber lo hermoso y placentero que sería estar por encima de las oscuras nubes (4D). Y que puedas sentirte tan conectado y en unidad mientras te encuentras en la cima de esa montaña. Junto a todos aquellos que ven y saben.

Cuando pensabas que no había camino y que no podrías avanzar solo… Ahora entiendes que la tormenta era necesaria para aprender a confiar en ti mismo y en la naturaleza divina de la Vida. Y esta Tormenta es necesaria para erradicar todo mal. Que nuestra confianza en este Plan Superior nos lleve a esta montaña (5D).

* * *

Llegando a la cima de la montaña 5D

En la cima de la montaña, en una conciencia de quinta dimensión (5D), se experimenta una transformación notable. En esta elevada vibración, se percibe un anhelo distinto por la vida, una traducción de deseos que resuenan con el Dharma, en contraste con las densas energías del miedo en el valle de la tercera dimensión (3D). En 5D surge:

  • Confianza en que todo está en Orden Divino. Todo es como debe ser siempre.
  • Reconocimiento de que cada experiencia tiene un propósito superior.
  • Observación de las señales y la guía del Universo, si se presta atención.
  • Confiar en que toda situación se dirige hacia la Luz.
  • Liberación del miedo, la culpa y la vergüenza hacia uno mismo y hacia los demás.
  • Reconocimiento de que todos están en su camino de crecimiento, evolucionando a su propio ritmo.
  • Desapego de la materia y la compulsión consumista.
  • Conexión profunda con el corazón, guiado por la intuición en lugar de por el miedo a la escasez (mente-ego).
  • Reconocimiento del Yo Soy en todas las manifestaciones de la vida y en todas las personas.
  • Búsqueda de la serenidad en lugar de la distracción y el entretenimiento superficial.
  • Comprender la enfermedad en un contexto más amplio y profundo.
  • Búsqueda de un propósito significativo para contribuir a la libertad de todos los seres.
  • Gratitud y cuidado hacia Gaia y todos sus seres.
  • Satisfacción con lo esencial, sin excesos ni derroches.
  • Paz interior y armonía con el mundo.

Es un lugar de belleza y serenidad. Es momento de avanzar, de elevarnos. Es el momento de la Ascensión. En este viaje, vamos juntos, unidos en el camino de la evolución. Y así es.

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan A. Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *