Rincón Luz del Alma (3)

con 1 comentario

rincon-luz-del-almaLa Naturaleza.

“Todo nos recuerda a cada paso que el hombre no domina, ni mucho menos, la naturaleza a la manera como un conquistador domina un pueblo extranjero, es decir, como alguien que es ajeno a la naturaleza, sino que formamos parte de ella con nuestra carne, nuestra sangre y nuestro cerebro, que nos hallamos en medio de ella y que todo nuestro dominio sobre la naturaleza y la ventaja que en esto llevamos a las demás criaturas consiste en la posibilidad de llegar a conocer sus Leyes y de saber aplicarlas acertadamente” (Friedrich Engels, 1876).

Cinco Distintas Actitudes (Paulo Coelho).

1.- Camino por la calle. Hay un hoyo en la acera. Yo estoy distraído, estoy pensando sobre mí, y caigo allí dentro. Me siento extraviado, infeliz, incapaz de pedir ayuda. No ha sido mi culpa, sino de quien ha cavado aquel hoyo. Me rebelo, estoy desesperado, soy una víctima de la irresponsabilidad de los otros, y quedo allí dentro por mucho tiempo.

2.- Camino por la calle. Hay un hoyo en la acera. Yo finjo no verlo, no es un problema mío. Caigo de nuevo adentro. Habría tenido que aprender la lección y mandar a alguien a cerrar aquel hoyo. Tardo mucho tiempo en salir de allí.

3.- Camino por la calle. Hay un hoyo en la acera. Yo lo veo. Sé que está, porque ya me he caído dos veces. Sin embargo, soy una persona acostumbrada a siempre hacer el mismo recorrido. Por lo tanto, caigo allí dentro por una tercera vez: es la costumbre.

4.- Camino por la calle. Hay un hoyo en la acera. Lo evito… Enseguida después de haberlo esquivado, siento a alguien que grita, debe de haberse caído dentro. Todo en la calle se para, y yo no puedo continuar.

5.- Camino por la calle. Hay un hoyo en la acera. Le coloco unas tablas. Puedo continuar mi camino, pues ya nadie más caerá ahí dentro.

loto-mandalaLa Educación (Sai Baba).

El hombre se purifica por la ética y supera la humanidad común. El egoísmo vive recibiendo y olvidando, el amor vive dando y perdonando. El amor y la fe son dos remos con los que se puede conducir La Barca por el agitado Mar de la Vida. Toda tentación vencida es una fuerza adquirida. La Educación debería fomentar la Humanidad. La Educación requiere el cultivo de la humildad. Una gran sabiduría trae consigo una gran humildad. Sin humildad no hay Educación.

La verdadera Educación imparte un espíritu de renunciamiento, el desagrado por la ostentación y el anhelo por servir a otros. La Educación debería hacerles adquirir buenas cualidades. La verdadera Educación está destinada a otorgarle paz al país. La más alta Educación, es la Educación Espiritual. La buena Educación es sólo aquella que desarrolla todos los poderes ocultos del hombre.

El lema que inspire a todo profesor debería ser: “Seré el estudiante ideal que mis alumnos puedan emular”. Ante el interrogante: “¿Quién es el verdadero estudiante?”. La respuesta debería ser: “El profesor”.

Una vida sin cultura es como una casa sin luz; una persona sin cultura es como un barrilete sin hilo; una Educación sin cultura no tiene valor, como una moneda falsa. La finalidad de la sabiduría es la libertad. La finalidad de la cultura es la perfección. La finalidad del conocimiento es el amor. La finalidad de la Educación es el carácter.

La misión del profesor es la de cumplir con el deber de instruir y de inspirar a los alumnos para que puedan desarrollar sus capacidades latentes y avanzar en el perfeccionamiento de sus talentos. La tarea del estudiante es la de desplegar lo Divino que lleva en sí y prepararse para servir a la sociedad con todos sus talentos y conocimientos.

En el presente, ni los maestros ni los estudiantes, entienden el verdadero significado de la Educación. La Educación debe fomentar la moralidad, la rectitud y el carácter. La Educación debe considerarse el aliento vital de los seres humanos. Al convertirla en un medio de ganarse la vida, la gente se olvida del significado de la vida. Todo estudiante tiene una obligación consigo mismo, más importante que la relación con el profesor.

Uno aprende.

“…Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse, y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y que uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes…

Y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad. Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calorcito del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte. Y que con cada adiós, uno aprende”.

Seño ayúdame…

Señor ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes

y a no decir mentiras para ganar aplausos de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites felicidad.

Si me das fuerza, no me quites razón.

Si me das éxito, no me quites humildad.

Si me das humildad, no me quites dignidad.

Ayúdame siempre a ver al otro lado de la medalla,

no me dejes inculpar la traición a los demás por no pensar como yo.

Enséñame a amar a las personas como a mí mismo y juzgarme como a los otros.

No me dejes caer en el orgullo si he triunfado,

ni en la desesperación, si he fracasado,

recuérdame antes que el fracaso es una experiencia que precede al triunfo.

Enséñame a perdonar, es lo más fuerte del fuerte,

la venganza es la señal más primitiva del débil,

si me das fortuna, dame la fuerza para disculparme

y si las personas han fallado conmigo, dame las fuerzas para perdonar.

Señor, si yo me olvido de ti, Tú no te olvides de mí.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Si te ha gustado la Publicación: ¡INViTANOS A UN CAFÉ!

Centro Escuela Claridad

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

One Response

  1. Gloria
    | Responder

    Que bonito. Gracias ☺️☺️☺️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *