Es Quitando y No Añadiendo

con 1 comentario

ciencia-del-corazonLa realidad trascendental que podemos llamar La Fuente, el Creador, o lo Divino, se esconde tras la bruma de nuestros pensamientos y deseos. Cuando esa bruma desaparece, la vida te sorprende en su infinita belleza.

El camino espiritual se recorre quitando y no añadiendo. Cuando por un instante puedes borrarte, sucede el milagro y aparece esa otra realidad que conmueve tu corazón y te das cuenta de que lo que borraste fueron tus patrones mentales, entonces te ves, te percibes como lo que eres, una conciencia entretejida en un mundo de frecuencias infinitas que fluyen acompasadas por el Orden Perfecto y Divino de su Creador.

Todos hemos tenido momentos así. A veces nos damos cuenta, a veces pasan casi desapercibidos. Es parte de la experiencia humana cuando aparentemente nos quedamos en algo que parece nada pero que se siente como plenitud, que forma parte de un gigantesco todo que nos habla de la interconexión y la síntesis de la vida. Y así el sentido de “lo mío” desaparece porque se convierte en ese “todo” que es la vida misma.

Navegando en el caudaloso Orinoco y su fuerte corriente sentí que este río era el reflejo de una corriente que atravesaba el cosmos y sin que medie pensamiento alguno, me sentí navegando entre estrellas y soles.

En mi primer contacto con el Lago Titicaca cuando apenas tenía 22 años se me quedó grabado el impacto que me produjo el altiplano. Un lago que parece un mar y hace horizonte, y las nubes casi rosando el suelo debido a la altura (4.000 metros). Me dije: éste es un lugar sagrado. Fue un instante de profunda comunión con lo que me rodeaba, que marcó mi vida. Era la primera vez que sentía algo así. Y desde ese momento se inició una búsqueda de ese algo que se asoma cuando, por algún motivo, uno se abre, sin pensamientos, y percibe la vida que le rodea.

Es interesante notar que cuando la mente comienza a presentir la Realidad Trascendente se calma, va encontrado poco a poco su sosiego y el ansia de saber se convierte en la búsqueda del equilibrio. Y ese equilibrio va, poco a poco, silenciando la mente. Cuando hablo de la mente me refiero al intelecto, la gran herramienta que nos permite vivir la vida en la materia, nuestro instrumento de supervivencia que es un principio reflector.

En las esferas superiores de la existencia están los arquetipos o el diseño divino, que podríamos llamar “cielo”. Este mundo es un reflejo de aquél. Pero al pasar por la mente sufre una distorsión y crea todas las imperfecciones que vemos en el mundo. El trabajo está en lograr una mente limpia y pura para que el mundo reflejado pueda expresar la gloria de la Vida, de lo divino, lo eterno.

Ese empeño que tenemos de creer que solo los que tienen intelecto pueden comunicarse nos ha alejado de la comunicación con la naturaleza. La vida habla a través de todas sus formas. Porque todo tiene alma, porque todo tiene conciencia, porque vivimos en un universo inteligente.

Los animales, las plantas, las piedras viven en su realidad sin distorsión posible. Por eso cuando nos acercamos a la Naturaleza podemos percibir mejor lo divino, en especial cuando nos acercamos el reino vegetal, porque de entre los tres reinos, ha logrado expresar a plenitud su arquetipo divino.

Te invito a que recuerdes uno de esos momentos en tu vida y lo revivas. Te invito a que mirando el cielo puedas diluirte en él sin pensamientos. La clave es la entrega. Suéltate y déjate simplemente ser y que tus ojos sean la puerta abierta a ese otro mundo de frecuencias infinitas, que es divino, que es perfecto, que danza en alabanza al Creador.

Y en esa red de vida que todo lo envuelve, en ese vientre de la Madre Divina, tú y yo Somos Uno.

Desde las profundidades del alma,

Carmen Santiago.

Compartiendo comprensiones

Sintonizarnos con la energía de las Constelaciones de cada signo zodiacal, cuando están más próximas a la Tierra y a la Humanidad, es una “buena práctica” que permite aprovechar lo que la Corriente de la Vida Una nos ofrece para ampliar y mejorar nuestro Servicio, ocupar nuestro lugar.

Aplicando la Ley del Ritmo en cada signo tenemos la Lunación que comienza con la Luna Nueva momento donde renovamos nuestro compromiso con el Plan de Dios y trabajamos los vehículos de manifestación con las energías, en este caso de Leo. Culmina en el Plenilunio o Luna Llena donde nos ofrecemos para recibir la mayor potencia del signo y la entregamos en ese gran cáliz que es la Humanidad para ocupar nuestro lugar en la Ejecución del Plan de Amor y Luz como nos indica la cuarta estrofa de La Gran Invocación.

En este universo de Segundo Rayo, universo de Amor, Compasión y Sabiduría tenemos la oportunidad de recibir la energía amorosa que nos ofrece la Constelación de Leo, sumergirnos en la Voluntad de Dios, con firme autodeterminación. Leo signo de Fuego trasmite el fuego solar, y nos conecta con el sol físico, el corazón del Sol y el Sol Central Espiritual.

Hoy estamos navegando, viajando dentro de esta nave Tierra por un espacio impregnado con las cualidades la Gran Vida que sostiene la constelación de Leo y su estrella alfa, Regulus.

¿Qué puertas nos abre Leo? ¿Qué cualidades podemos recibir y entregar? ¿Estamos atentos a ver la hora de la oportunidad?

Con su fuego, el Fuego del Alma, nos permite purificar nuestros vehículos, si estamos en la conciencia del aspirante, se relaciona con el cuerpo físico, el emocional y la vida cotidiana. Es un momento para pasar del materialismo y la codicia a dar y compartir. Si profundizamos nos otorga la oportunidad de trasmutar nuestro auto-centramiento en la personalidad para vivir el YO SOY ESO, ESO YO SOY, y polarizar nuestra conciencia en el Alma y aún más en la Monada Espiritual.

En el medio de la confusión y la incertidumbre generada por las confrontaciones entre fuerzas opuestas… el Sol, el Señor y Rey del Sistema nos llama a atravesar sin detenernos en las batallas aparentes y con firme determinación afirmarnos en el Futuro de Amor y Luz. Este es el llamado al héroe en cada uno de nosotros, no tomar partido en las miles de formas que toma la separación y el odio y llenándonos de la Luz de Leo conducirnos y llevar con nosotros al futuro luminoso que está ahí, Ascendiendo la Tierra a los Reyes de la Belleza.

Marta Paillet.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Si te ha gustado la Publicación: ¡INViTANOS A UN CAFÉ!

Centro Escuela Claridad

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

One Response

  1. Sonnia
    | Responder

    Muchísimas gracias… cada vez Juan.. y cada uno de ustedes llegan con sus mensajes… e informaciones valiosas abrir no solo nuestra » ventana » de aprendizaje, a elevar nuestra conciencia nutriendo con cada palabra nuestro sentir. Un abrazo desde Roma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *