Notas sobre la Ascensión 99

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

Con Acuario viene lo Mejor… (7)

Regalos de la Luz * Re-flexiones

El valor más profundo

La Era de Acuario elabora una concepción de la vida basada en una manera de ser y de evolucionar que trasciende nuestras nociones convencionales de libre albedrío y de determinismo. Donde todos los aspectos del mundo son percibidos dentro de un flujo, un movimiento constante entre las polaridades física, psicológica y mística del fuego y del agua, del Yin y el Yang: una visión creadora y orgánica.

De este concepto de resulta una visión del universo representado por un sistema de fibras gigantescas, una especie de monumental RED o tela de araña en tres dimensiones. Cuando se hace vibrar uno de los hilos de la tela, todo el conjunto entra en resonancia, como en un gran Campo Unificado, al estar ligados todos sus componentes. Esta imagen trasciende nuestro enfoque habitual de la ecología, que no obstante ya ha ampliado nuestro concepto de causa y de efecto a cadenas de influencia más prolongadas y más laterales.

La Era de Acuario propone un modelo que toma en cuenta tanto los acontecimientos de la vida individual como los fenómenos físicos y biológicos, tanto los acontecimientos inmateriales como los materiales, y que cuestiona nuestro propio concepto de causalidad. También implica la coexistencia de un mundo de espíritus dinámico y omnipresente y de un mundo material. Esos espíritus, manifestaciones de las fuerzas de la naturaleza, son invisibles para la mayoría de los humanos, pero no para el clarividente entrenado.

En la Era de Acuario es donde “el otro” ha de convertirse en tu hermano y tu amigo, todos los que participamos en este planeta debemos hacer lo mismo. Esta es una época maravillosa, uno de esos instantes que reúnen a todos los seres en una profunda comunión. Se trata de formar un alma espiritual única. En el ritual de la Nueva Era de Acuario ya no hay hombres ni mujeres, ya no hay razas ni diferencias religiosas, nada más que seres humanos unidos en un estado de comunicación perfecta, de gracia, en un mismo impulso espiritual.

El verdadero valor interior de un ser humano se revela cuando aquel tiene que enfrentarse con experiencias de insuficiencias, carencias, frustración o derrota. Ser discípulo de la Era de Acuario, cuando se le entiende adecuadamente, no sólo significa aprender una habilidad. Es someterse a ser afectado por el ejemplo de un individuo que no sólo tiene esa habilidad sino que es capaz de usarla plenamente en tiempos de crisis, como oportunidad de crecimiento.

El discípulo deberá desear cambiar y crecer antes de que pueda realmente recibir la fuerza para experimentar, la verdadera metamorfosis interior. Deberá estar listo para servir, pues el servicio se acepta con fidelidad y fervor, es lo único que cura el egocentrismo o el egoísmo.

Este cambio, exige que se de un nuevo paso hacia adelante, o si el movimiento es negativo, hacia atrás (a veces es necesario un paso hacia atrás para luego dar dos pasos hacia adelante). Crecimiento significa transformación o cambio de condición o estado de conciencia.

En cada nuevo paso que una persona da hay un momento durante el cual se desequilibra, tras haber abandonado su estado anterior de equilibrio (o comodidad), sin alcanzar aún el estado siguiente. Este estado de desequilibrio indica una crisis, todas las crisis son transiciones entre dos estados o condiciones de la existencia o de la conciencia.

Uno deberá confrontar las causas del fracaso o de la frustración (de las cosas que dijo y no hizo, y de las que no dijo), objetiva y desapasionadamente, como si lo hiciera desde una distancia pero con compasión, sin sentimiento de culpa… esto es, con desapego.

La distancia es esencial cuando se evalúa lo que ocurre u ocurrió. La curación completa (física, emocional y mental) fortalece la función perturbada; si es incompleta puede dejar debilitado y vulnerable al organismo dejando actuar el karma, por eso el trabajo debe ser integral y sintético. El valor más profundo de un individuo, se revela en su capacidad y su buena disposición para SERVIR.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Si te ha gustado la Publicación: ¡INViTANOS A UN CAFÉ!

Centro Escuela Claridad

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.