Notas sobre la Ascensión 77

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

Amor Fuerza de Alma

Regalos de la Luz * Re-flexiones

A través de centrarnos en aquellas decisiones cada vez más plenas de energía y des-identificándonos de nuestros vaivenes emocionales, nos purificamos de tal manera que la violencia ya no puede mantenerse por más tiempo. Se necesita mucho amor para sanar la violencia.

El amor es la energía del alma. El amor no es una emoción. Es el amor lo que purifica la personalidad. No existe otra cosa que amor en el Universo. El amor no es un estado pasivo. Se trata de una Fuerza activa. Es la fuerza de alma. El amor hace mucho más que llevar la paz donde existe un conflicto. Aporta una diferente manera de ser en el mundo. Transporta armonía y un interés activo por el bienestar de los demás. Lleva consigo afecto e interés. Lleva la Luz.

El amor hace desaparecer las inquietudes de la personalidad. Existe una relación entre el amor, el poder y la transformación de la cualidad de las experiencias que suceden en la escuela llamada Tierra como un Todo. La clase de poder que estamos tratando de transformar en nosotros mismos es la clase de poder que necesita ser transformado en general en la Tierra. Existen numerosos seres humanos que se sienten atraídos por la violencia, bajo la forma de fantasías o de actos violentos. La mayor parte de ellos se centran esencialmente en el hecho de que el individuo se siente impotente y víctima y, en consecuencia, desean vivir durante un período con otro ser humano, con un sentimiento de estar enriquecido, pero no se puede encontrar auténtico poder en esa zona: en el exterior. Seamos humanos verdaderamente enriquecidos en el amor, enriquecidos por el alma, viviendo desde el poder interior.

El amor es la energía del alma, y, en consecuencia, la experiencia de dar y recibir amor, de vivir una vida de amor, colma la personalidad. Es algo que la personalidad busca continuamente. La búsqueda del amor de manera inconsciente puede producir cólera y miedo. Esto sucede cuando la personalidad no ve claramente qué está buscando, como en el caso de la adicción.

Si buscamos, por ejemplo, una relación adictiva sexual, estamos buscando amor. Es la ilusión la que nos hace creer que estamos buscando algo tan masculino o tan femenino. Estamos buscando el amor, pero ni lo admitiremos ni querremos reconocerlo, puesto que existe ira en nuestro interior debido a que hay un nivel de energía y de emoción que ansia salir a la luz pero al que nunca se le concede la oportunidad.

Por lo tanto, existe un nivel de brutalidad, de frustración, y, finalmente, de enfermedad emocional que deriva hacia la enfermedad física y el trastorno debido a que se ha abusado de forma tremenda de un modelo significativo. Recordemos, nosotros conseguimos aquello que pedimos (y recordemos que la comunicación puede ser no-verbal también).

Pedir amor significa pedir energía del alma. Esta trae consigo un verdadero compromiso con el otro. No podemos destruir a alguien cuyo bienestar se encuentra en nuestro corazón. Cuando tratamos de imponer nuestra inteligencia o nuestra manera de ver las cosa a otro, estamos buscando amor, pero, y empleando una metáfora, hemos puesto en “fuga” lo que buscábamos debido a los deseos de nuestra personalidad. Tratamos de hacernos con poder externo. Y en él sólo hay vacío.

Cuando tratamos de dominar a otro, no sólo no dominamos a nadie, sino que nos empobrecemos. Cuanto menos capaces nos sintamos, más necesidad tenemos de controlar aquello que es externo.

El amor es la vitalidad de la vida. Es la riqueza y la plenitud de nuestra alma fluyendo por nosotros. La humildad, el perdón, la claridad forman las dinámicas del amor-sabiduría. Son las bases del verdadero poder (y está dentro).


Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *