Notas sobre la Ascensión 66

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

Poder del espíritu humilde

Regalos de la luz – Re-flexiones

Aquel que perdona es quien demuestra ser verdaderamente poderoso. La compasión, la mansedumbre no es un principio moral. Es una energía dinámica. En numerosas ocasiones, cuando la gente perdona desea que los otros no se olviden de que ellos les perdonaron. Esta clase de “compasión” manipula a la persona a la que se perdona. Eso no es compasión, eso no es mansedumbre. Más bien es una manera de adquirir poder externo sobre otro. Compasión significa no acarrear el bagaje de una experiencia. Cuando eliges no perdonar estás haciendo lo mismo que si llevaras unas oscuras y horribles gafas de sol que lo distorsionan todo, y eres tú mismo el que te ves obligado a contemplar la Vida cada día a través de esas lentes adulteradas porque has elegido conservarlas. Deseas que todos vean el mundo de esa manera porque tú deseas verlo de esa manera y, en realidad, es ése el mundo que tú contemplas, pero eres únicamente tú quien lo ve así. Estás mirando con las lentes de tu propio amor impuro.

Perdonar significa que no responsabilizas a los demás de tus experiencias. Si no te haces responsable de tus experiencias, responsabilizarás a algún otro, y si te sientes satisfecho con lo que experimentas, intentarás cambiar esa experiencia a través de la manipulación de aquella otra persona. Por ejemplo, la queja no es otra cosa que la dinámica de desear que sea otro el que se responsabilice de tu experiencia y te solucione las cosas. Pierdes energía al convertir a otro en responsable de tu experiencia.

Un ser humano verdaderamente poderoso es aquel que es claro en sus percepciones y en sus pensamientos. La claridad es la percepción de la sabiduría. Observa con sabiduría. Sé humilde y mantén el enfoque adecuado. Cuando el esfuerzo realizado que acaba último en el tiempo posee el mismo valor que aquel otro que acaba primero, cuando se le rinden honores a la cualidad de lo inmortal, lo intemporal, que tiene el alma, en lugar de a la personalidad y al cuerpo ligados al tiempo, cuando tus dones no se ven obstaculizados por el miedo o la vulnerabilidad, cuando no te importa el tamaño, el color o la forma de lo que recibes o de lo que no recibes, entonces estarás en condiciones de conocer el poder de un espíritu humilde.


Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Juan Angel Moliterni
Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *