Notas sobre la Ascensión 54

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

Aprender a responder

Regalos de la luz – Re-flexiones

Al aprender a responder a tus necesidades auténticas, permitiendo que las que son artificiales se sitúen a un lado, como mecanismos innecesarios de defensa que es lo que son, te haces más abierto, comprensivo y compasivo con los demás.

En el transcurso de cualquier vida humana existe un dar y tomar natural. Cada ser humano tiene necesidades auténticas y artificiales, y ésa es la razón que explica el que la firmeza natural de la corriente existente entre nosotros proceda de un medio vivo. Comienzas a aprender a dar y a tomar cuando empiezas a funcionar utilizando la comprensión de lo que son tus verdaderas necesidades y a aprender a comprometerte, a dar y a ir más allá de lo que marcan tus límites en el momento en que esa comprensión alcanza a entender aquellas partes de ti mismo que no son auténticas o que no contribuyen a acrecentar tu desarrollo.

Si observas con franqueza tus propias necesidades verdaderas, comprobarás que lo que en realidad sientes amenazado cuando experimentas una necesidad artificial es una pérdida de poder y, en consecuencia, en lugar de optar por enfrentarte a ella directamente, creas una necesidad artificial que se convierte en tu intérprete.

Aprende a prestar atención a las necesidades reales de tal manera que no te veas en la obligación de cargar con modelos de conducta impropios de tu naturaleza, que te ensombrecen, y que te proporcionan una personalidad artificial con la que debes cumplir.

Comienza por observar con franqueza tus propias necesidades en acción -hasta qué punto son reales y hasta dónde no-, excepto cuando se trate de experimentar una emoción negativa. Debes trabajar a partir de colocarte un paso alejado de aquel sentimiento, de tal manera que la distancia te permita acabar para siempre con tu ceguera o con el desconocimiento de lo que estás sintiendo.

Sitúate a la distancia de un paso para que le permitas comenzar a funcionar a través de ti sin dejarle que penetre tan profundamente como lo hace cuando se trata de crear acciones y pensamientos negativos, problemas emocionales o cualquier otro tipo de reacciones que crea en tu interior. Sitúate un poco alejado de esa necesidad, y cada vez que seas capaz de observarla, advertirás que te encuentras más alejado de ella. Comenzarás entonces a ser capaz de contemplar a la ilusión (maya) en acción, y eso forma parte del auténtico poder.


Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *