Felicidad

con No hay comentarios

felicidadPrem Rawat comparte qué hay que hacer para vivir la mayor cantidad de tiempo en ese estado.

El referente de la paz nacido en la India, que recientemente estuvo en la Argentina, sostiene que la búsqueda incesante por ser feliz debe hacerse en nuestro interior, en el autoconocimiento.

Las ideas en la ducha, las soluciones en medio de un sueño, la respuesta perfecta durante una caminata… Cuando la mente se aquieta, se encuentra. Según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, la contaminación acústica causa alrededor de 12.000 muertes prematuras en Europa al año, además de estar detrás de otras tantas enfermedades crónicas, como la cardiopatía isquémica.

Si a este ruido real y medible, sumamos la interferencia digital y las demandas de la sociedad actual, el cerebro no encuentra descanso posible, ni tiene la capacidad de estar atento a todos los estímulos. Se trata de apagar el sonido exterior para reencontrar la melodía propia. Su particular mirada sobre la paz se centra en un camino uno a uno, una persona a la vez. Para Rawat la paz será el mayor logro de la humanidad.

La paz está en tu interior; el autoconocimiento es lo que te permite experimentarla. Debe estar en la vida de todos. No es el mundo el que necesita paz, son las personas las que la precisan. Cuando los individuos en el mundo estén en paz consigo mismos, el planeta también estará en paz. A menudo permitimos que las preocupaciones ahoguen nuestra alegría, cuando en realidad deberíamos estar celebrándola con cada respiración. Aceptemos la claridad y, una vez más, comenzaremos a aceptar la vida tal como ella nos acepta a nosotros”.

Prem Rawat viaja por el mundo compartiendo su visión del potencial humano e inspirando a las personas a encontrar la paz en sí mismas. Nacido en la India en 1957, ha sido invitado a dar conferencias en el Parlamento Europeo y en las sedes de los Parlamentos del Reino Unido, Italia, Australia, la Argentina y Nueva Zelanda, así como en universidades como Harvard, Berkeley, Oxford y Salamanca, entre otras. Ha visitado prisiones y grupos culturales diversos, y su mensaje ha sido traducido a más de 40 idiomas y dialectos. Cuenta con una fundación que lleva su nombre, que promueve iniciativas humanitarias en zonas de extrema pobreza. Trabaja en colaboración con organizaciones como las Naciones Unidas, Cruz Roja y Oxfam. Es creador e impulsor del Programa de Educación para la Paz, implementado en más de 80 países. Rawat comenzó a difundir su mensaje, que aprendió de su padre desde los cuatro años. A los 13, con un excelente inglés, ya se encontraba en Occidente transmitiendo sus enseñanzas.

Estás vivo. No es una noticia impactante, pero si pudiéramos reconocer y aceptar el extraordinario milagro de la existencia, nuestra relación con la vida y todo lo que la rodea se transformaría”.

¿Por qué no lo reconocemos?, es la gran pregunta. En resumidas cuentas, es debido al ruido del mundo, y no se refiere solamente al acústico, sino también al que subyace en el sistema y que invade nuestras mentes.

¿Cómo podemos lidiar con ese barullo?, sugiere que “debemos aprender a apagar ese ruido y en su lugar escuchar la canción sutil que la paz canta dentro de cada uno de nosotros”.

“Primero, tenemos que reconocer que el ruido del mundo exterior es irrelevante para sentir paz interior. En otras palabras, solo debemos ocuparnos del ruido que hay entre nuestros oídos. El ser humano huye siempre, pero ¿con qué fin si no puede escapar de sí mismo? El ruido no nos sucede así, sin más; Nosotros permitimos que nos suceda. Podemos elegir cuándo apagar nuestros dispositivos. Podemos elegir a quién escuchamos, quién nos importa y a quién respondemos. Eso es lo que tenemos que hacer cuando hay demasiado ruido en nuestra vida: apaga las cosas y gobierna tu ser”.

“La felicidad que estamos buscando por ahí está en nuestro interior, no es algo que se consigue, ya está dentro nuestro. Está en el autoconocimiento, no en las cosas. Es simple, no te distraigas, mira en tu interior. El presente es muy importante para ser felices, no sabemos cuántos más “hoy” tendremos, este día no va a volver. Lo que hagas hoy no se va a repetir del mismo modo, no lo desperdicies, hay que disfrutarlo”.

La sabiduría simple

“Cuando pensamos y actuamos con bondad, rompemos las barreras entre nosotros y ellos. Podemos ejercer la bondad con cada persona que nos encontremos y no perderemos nada, por el contrario, ganaremos muchísimo. Y podríamos repetirlo siete mil millones de veces y nada se perdería, todo se ganaría. Hace mucho tiempo, en Grecia, Sócrates dijo: “Conócete a ti mismo”. ¿Sabes quién eres? Desde entonces, ha habido innumerables explicaciones sobre a qué se refería, qué significa eso o cómo debería traducirse… Pero si lo miramos de la manera más simple, lo que el pensador quiso transmitir es una invitación a conocerte a ti mismo. No se trata solo de Sócrates, desde entonces cientos de pensadores nos han tratado de guiar hacia el mismo camino”.

“Hay tantas personas alrededor de todo el mundo, desde América hasta la India, y de tantos países diferentes, que han mencionado lo mismo, que tal vez es hora de que aprendamos a darle valor. Los tesoros de alegría y de felicidad que buscas están dentro tuyo. Pero solemos caer siempre en el error de buscarlo afuera. No lo encontramos; nos frustramos. Entonces nos autoconvencemos de que no existe y de que no es verdad, pero es porque no has mirado dónde sí está”.

Si te gusta la Publicación, dale clic al café: ¡INVÍTANOS A UN CAFÉ! (pesos ARG)

Centro Escuela Claridad

“Más allá de lo terrible que pueda parecer una situación vital que estemos atravesando, se puede hallar la paz con uno mismo. Es una elección. Para encontrar la paz personal el primer paso es vernos como la posibilidad para conseguir ese sentimiento. Si no nos incluimos como actores de la ecuación, podemos ir a una montaña o a un monasterio para encontrar la felicidad, podemos recorrer el mundo y escuchar muchas voces, pero en realidad tenemos que darnos cuenta de que esa felicidad que tanto anhelamos para nosotros mismos por ahí está dentro, y no fuera de nosotros”.

“Parece que las guerras se libran de persona a persona, pero la primera es nuestra, tú contigo. Si no somos capaces de detenerla, estaremos en guerra hacia afuera, con el resto del planeta. Es como un fuego que se aviva si no se llega a apagar por completo. Es lo que sucede en el mundo. Mi programa de educación para la paz, que llevamos a cabo en las prisiones y centros penitenciarios, lo demuestra. Hablas con un preso y le echa la culpa al juez, al sistema, a la policía… Lo que hacemos es intentar que se miren a sí mismos. Ese es nuestro poder, si consigues cambiar eso, accedes a un poder maravilloso”.

“Es importante fijarse en la frase de dirigir la atención hacia adentro. No tiene por qué ser una elección entre una cosa u otra, entre tecnología y la paz interior; entre ruido y contento; entre mundo exterior y mundo interior. La gente a veces supone que puede tener todas las ventajas de la modernidad o paz interior, como si una cosa fuera incompatible con la otra. No tenemos que sacrificar una por la otra, solo tenemos que asegurarnos que somos nosotros los que elegimos adónde va nuestra atención. Entonces, tal vez estamos poniéndola en un sitio equivocado que nos acerca a los conflictos en vez de alejarnos de ellos”.

“Siempre hay asuntos que realmente tenemos que afrontar, pero también hay muchas preocupaciones diarias que entran en nuestra imaginación negativa y las sobre-dimensionamos, otorgándoles más importancia de la que tienen. Cuando llegan los problemas, podemos elegir verlos tal como son, abordarlos directamente o evitarlos y seguir adelante. Siempre va a haber momentos turbulentos. Es entonces cuando tenemos que elegir: o no voy a preocuparme o voy a cambiar de atmósfera”.

“Empezamos por tratar de concientizar todo lo bueno que tenemos ya dentro de nosotros y ese mensaje se repite todo el tiempo. Tenemos un gran regalo que es la vida y eso nos debe llenar el corazón de gratitud. Lo importante es amar a nuestra familia y disfrutar de las pequeñas cosas. Ese es el comienzo y el camino”.

la-paz-es-buena

NOTA: artículo escrito por Flavia Tomaello, 17 de marzo de 2024. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Gracias por colaborar en hacer que estas ideas (link) lleguen a la atención de un público más amplio.

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan A. Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *