Notas sobre la Ascensión 105

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

La esperanza

Regalos de la Luz * Re-flexiones

Todas las almas llegan a la Tierra provistas de dones. Un alma no se encarna únicamente para purificar y equilibrar su energía, para pagar sus deudas de karma, sino también para aportar su especialidad siguiendo unos caminos determinados.

Cada alma aporta la configuración particular de la fuerza vital apropiada a las necesidades de la escuela terrenal. Y lo hace con un objetivo y una intención.

Antes de encamarse, cada alma acepta realizar ciertas tareas en la Tierra. Firma con el Universo un acuerdo sagrado que la obliga a cumplir objetivos específicos. Acepta este compromiso con la totalidad de su ser. Ésta es la razón que explica por qué, cuando un alma alcanza el éxito en el cumplimiento de su objetivo, en realizar aquello a lo que se había comprometido, existe una riqueza y una especialidad en la vida de aquella personalidad que es reconocida y venerada por todas las almas que se encuentran a su alrededor, tanto las físicas como las no físicas.

Cada alma se compromete a realizar una tarea determinada. Puede tratarse de la tarea de crear una familia, de comunicar ideas por medio de escritos, o de transformar la conciencia de una comunidad, por ejemplo de una comunidad de negocios. Puede consistir en despertar el conocimiento del poder del amor a nivel de naciones, o de contribuir incluso directamente a la evolución de la conciencia a un nivel global. Cualquiera que sea la tarea que tu alma esté de acuerdo en realizar, cualquiera que sea el contrato ya firmado con el Universo, todas las experiencias de tu vida sirven para despertar en ti el recuerdo de ese contrato, y para prepararte a cumplirlo.

Una personalidad empobrecida no puede completar la tarea de su alma. Languidece en medio de un sentimiento interior de vacío. Trata de llenarse con poder externo, pero eso no la dejará satisfecha. Este sentimiento de vacío, de carencia de algo, de que algo no funciona correctamente, no puede llegar a purificarse satisfaciendo los deseos de la personalidad. El complacer necesidades basadas en el miedo no te acercará hasta la piedra de toque del objetivo que tienes marcado. Y no importa el éxito que esa personalidad llegue a alcanzar en el cumplimiento de sus fines, puesto que esos fines no serán suficientes. Al final, estará hambriento de la energía de su alma.

Solamente cuando la personalidad comienza a seguir el camino elegido por su alma verá satisfecha su hambre.

El enriquecimiento auténtico y el cumplimiento de la tarea del alma sobre la Tierra no son, por tanto, dinámicas independientes. El enriquecimiento auténtico es necesario para cumplir por completo la misión que el alma tiene encomendada; más aún, cuando avanza hacia el auténtico enriquecimiento lo hace también hacia el cumplimiento del acuerdo firmado por tu alma con el Universo, y cuando avanzas hacia ese cumplimiento -cuando te mueves conscientemente en dirección a la energía de tu alma (Dharma)-, vas enriqueciéndote. Tú y la labor de tu alma sobre la Tierra se ensanchan juntas. Cuando una crece y se desarrolla, también lo hace la otra.

Cuando un alma se encarna, el recuerdo del contrato que ha firmado con el Universo se suaviza, queda adormecido a la espera de las experiencias que lo reactivarán. Estas experiencias no son necesariamente aquellas que la personalidad puede escoger. Son, no obstante, necesarias para la re-activación del conocimiento del poder y de la misión del alma en la conciencia de la personalidad, así como para prepararla para realizar esa tarea.

¿Qué es lo que hace que ella desee recordar la tarea encomendada a tu alma?

  • Cuando la parte más profunda de tu ser se compromete en lo que estás haciendo,
  • cuando tus actividades y tus acciones son gratificantes y
  • conducen a un objetivo,
  • cuando aquello que haces te sirve a ti y
  • a los demás,
  • cuando no te cansas sino que
  • buscas la dulce satisfacción que te proporciona tu vida y tu trabajo,

entonces es que estás haciendo aquello que se esperaba de ti que hicieras.

Aquella personalidad que se encuentra comprometida con el trabajo que debe realizar su alma es una personalidad alegre. No se halla apesadumbrada por la negatividad. No tiene miedo. Realiza sus experiencias con determinación y significado. Goza con su trabajo y con el de los demás. Se llena a sí misma y llena a los otros.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Si te ha gustado la Publicación: ¡INViTANOS A UN CAFÉ!

Centro Escuela Claridad

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *