Notas sobre la Ascensión 102

con 1 comentario

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

Con Acuario viene lo Mejor… (10)

Regalos de la Luz * Re-flexiones

La fundación del reino

Con la ERA de ACUARIO nos sentimos como barridos por el soplo del Gran Misterio. Cada ser, un misterio dentro del misterio global, un cuerpo dentro de un alma comunitaria, una conciencia en comunión con la del grupo. Ésta es una época maravillosa, una de esas épocas que reúnen a todos los seres en una profunda comunión. ACUARIO es donde formamos un alma espiritual única. Albert Einstein decía: “El ser humano se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos, como algo separado del resto. Una especie de ilusión óptica de nuestra conciencia. Esta ilusión es como una cárcel que nos restringe a nuestros deseos personales y al afecto por las pocas personas próximas a nosotros. Nuestra tarea debe consistir en liberarnos de esta cárcel, ensanchando nuestro círculo, para abrazar a todas las criaturas vivientes y la totalidad de la naturaleza en su belleza”.

Lo real es UNO. La unidad global es total. Muchos dicen que el hombre se ha engañado a sí mismo. Por su cultura sobre todo, que divide la vida en sujetos y objetos. Así nos convertimos en seres aislados, incapaces de comprender la unidad de la naturaleza y del orden del universo. Ése es el dilema: creamos en nosotros una separación que no existe en realidad. Nuestra concepción del tiempo resulta por ello limitativa y lineal. Y percibimos este enigma como una sucesión de momentos (lineal): pasado, presente y futuro.

No somos conscientes de que las pequeñas luces que brillan en nuestro interior pueden mostrarnos la inmensidad del universo. Liberado de todo estímulo externo ordinario, el individuo se encuentra en condiciones de experimentar lo extra-ordinario, estados de conciencia muy variados, prueba de que el cerebro no está limitado por los cinco sentidos, y de que puede alcanzar la creatividad, la trascendencia y la revelación. El ser comprende que, al disminuir los estímulos externos por la meditación o por cualquier otro medio (la música, en especial), puede proyectar su cerebro o su conciencia a estados de extraordinaria lucidez, de meditación profunda, de concentración y de contemplación.

El desarrollo espiritual es una capacidad de evolución inherente a todos los seres humanos. Es un movimiento hacia la globalidad, el descubrimiento y la utilización de su propio potencial. Para algunos, el desarrollo espiritual, el proceso de transformación, el viaje del héroe se convierten en una “urgencia espiritual”. Durante esas crisis, los cambios internos son tan rápidos que a esos seres se les hace difícil seguir funcionando normalmente en lo cotidiano (ya nada puede continuar igual). Esta es una crisis que acompaña a la transformación, de donde emerge la oportunidad de evolución personal en la materia, así como la aparición y el desarrollo de nuevos niveles de comprensión.

Comenzamos apenas a comprender que la realidad no necesita de teorías, cartografías y abstracciones. El comienzo de la década (2020-2030) se abre a otras realidades que no se basan en certezas, ni siquiera en probabilidades, sino en vacíos, intemporalidades, conceptos de anti-materia. En definitiva, una sorpresa de carácter iluminatorio, en el sentido místico de la palabra, aguarda a todos los investigadores: los cinco sentidos no existen y no funcionan como tales. El mundo se dirige hacia un estado alternativo, un estado de expansión de conciencia, un estado que los seres humanos poseen desde siempre pero que han olvidado. Así, la montaña de saber racional accede poco a poco a lo real reduciéndose cada vez más. Cuando no sea más que un pequeño montón, encontrará, ya instalado en la playa, el conocimiento intuitivo.

En cualquier momento dado de la vida debe elegirse entre dos dioses, psicológicamente incompatibles. Por una parte, la paz del ermitaño, el silencio del bosque, la exaltación del sacrificio, la grandeza de la simplificación y la unidad, el goce del propio abandono, la calma de la absoluta contemplación, la visión de Dios. Por otra, la diversidad y tensión de la vida, el acicate de los fines comunes, el dominio de los medios, la gloria de la continua actividad, el orgullo de la creatividad y la auto-posesión. El mundo moderno, en general ha hecho su mejor elección; es decir, elegir a ambos dioses. La vida de cada uno consiste en que se pierda a sí misma de vez en cuando en la vida del otro. Y esto, que es evidente en las cosas parciales, es verdad -y realmente cierto- en las cosas totales” (The Meaning of God in Human Experience por W.E. Hocking).

Todos estamos dispuestos a ser amados. Todos ansiamos ser amados porque nos damos cuenta, inconsciente o conscientemente, que amor significa servicio (pero nos gusta ser servidos). Ha llegado el momento de cambiar esta actitud egoísta de la vida y de aprender a dar amor y no a pedirlo, a darnos en servicio a todos aquellos con quienes entramos en contacto día a día, y a no separar ni exigir nada para el yo separado.

La comprensión del amor y su expresión son asuntos estrictamente personales. El amor puede quedar indefinidamente como teoría o quedar como experiencia emocional. O puede convertirse en un factor motivador de la vida, algo que contribuya a la formación del todo. Es una verdad eterna el que “la bondad, la cultura, el arte y el amor que los crea, sólo devienen reales a expensas del tiempo y del espacio: por el latir del corazón, el sudor de la frente, la tarea de las manos y de los pies y por el servicio espontáneo -solamente por esto se convierten en posesión nuestra: ningún hombre puede otorgarlo a otros, cada uno debe ganarlo por sí mismo”. Si cada cual reflexionara de por sí para llegar al significado del amor en su vida, y si todos decidieran dar amor y comprensión (no reacciones emocionales, sino un amor firme, comprensivo), entonces la maraña de este agitado mundo nuestro se devanaría y sería un mejor lugar para vivir. El caos y el torbellino de hoy desaparecerían con mayor rapidez. El amor es en esencia la comprensión de la hermandad. Es el reconocimiento de que todos somos hijos del UNO. Es conmiseración, compasión, comprensión y paciencia. Es la verdadera expresión de la vida de Dios. El poeta Samuel Taylor Colaridge  así lo sintió, y expresó su pensamiento en las siguientes palabras:

Oh, la vida una, interna y externa,

que enfrenta todo movimiento y se convierte en su alma,

una luz en sonido y un poder análogo al sonido en luz,

es ritmo en todo pensamiento y júbilo doquiera

-creo que hubiera sido imposible

no amar todas las cosas en un mundo tan pleno;

donde la brisa arrulla y el mudo y silencioso aire

es música, soñando en su instrumento…

Y qué sería si toda la naturaleza animada

No fuera sino arpas orgánica de formas diversas,

que tiemblan al pensar, cuando sobre ellas pasa

plástica y vasta, la intelectual brisa,

el Alma de cada una y el Dios de todas?”.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Si te ha gustado la Publicación: ¡INViTANOS A UN CAFÉ!

Centro Escuela Claridad

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

One Response

  1. Luciana espinola
    | Responder

    estoy aquí a su disposición!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.