La Buena Voluntad – una medicina para la salud

con 1 comentario

kumar

En una sociedad civilizada, el hombre generalmente reprime ciertas acciones mientras que los pensamientos y emociones relacionados con ellas persisten en el mismo hombre. La civilidad demanda un comportamiento decente; el comportamiento es un patrón asentado en el hombre a través de series de vidas, el cual pasa por cambios graduales a través del tiempo y de la exposición a la vida.

A menos que el hombre sea un Maestro, muchas veces su comportamiento domina a su intención. Los deseos excesivos, la ira, las preferencias y aversiones, los estallidos emocionales generalmente son reprimidos en nombre de la decencia.

Esa represión acumula las energías correspondientes en sus centros correspondientes, como el bazo y el plexo solar. Cuando tiene lugar esa acumulación en un centro, dará como resultado el exceso de acumulación de energías en el centro. La civilidad en esos casos construye un dique, pero las energías desarrollan la fuerza necesaria para manifestarse. Esto da como resultado la concentración de energía en un área en particular que amenaza con estallar. Ese es el caso con las energías reprimidas.

Del mismo modo, una vida sexual con buenas intenciones y todos los pensamientos relacionados con el sexo son reprimidos por personas equivocadas que piensan que el sexo es malo y perverso y que ni siquiera es digno de ser mencionado. La energía sigue la dirección del pensamiento y el resultado es que un número creciente de células y átomos son atraídos magnéticamente hacia un punto-centro. Cuando todas estas emociones permanecen sin expresarse, la fuerza construida por la energía a través del pensamiento persistente estallará dando lugar a tumores, crecimientos y células cancerosas.

La inhibición y la supresión no están consideradas como un hábito saludable. Al mismo tiempo, el desenfreno tampoco está considerado como un hábito saludable. La expresión regulada y los esfuerzos por trascender cualitativamente el estado de pensamiento existente se consideran el dorado camino del medio.

Los sabios sugieren la transmutación de las emociones en nobles aspiraciones y amor. Se considera que estar inmersos en una actividad de buena voluntad es una salida para el posible cáncer de estómago, de hígado y de la zona del abdomen en general.

La Buena Voluntad no es más que amor en acción. Los actos de amor se expresan como servicio a la vida circundante. Las energías reprimidas encuentran así su expresión en canales deseables. Como consecuencia, la represión es superada.

Por lo tanto, las personas emocionales harían bien en conectarse con actos de servicio, de amor. Eso es la Buena Voluntad.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

One Response

  1. Elsa Janet Navarrete Macías
    | Responder

    Muchas Gracias y Bendiciones por todos Los Mensajes enviados! Todos son de Gran Valor! De Luz y Amor! Los Tomo con mucho Interés! Solo deseo que sigan llegando a mi Vida con tanta Iluminación!!! Abrazos!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.