Notas sobre la Ascensión 83

la-llamada

Como la Hermandad de la Luz, estamos con ustedes para ayudarles cuando lo necesiten, a los que nos llamen. Nosotros oímos cada palabra, cada pensamiento y cada sentimiento. Nosotros no juzgamos. Más bien tratamos de estimularles y ayudarles a llegar a una aceptación de su propio poder y belleza. Nosotros no podemos hacer el viaje por ustedes; solamente a ustedes les corresponde hacer el trabajo, pero nosotros ayudaremos y asistiremos de cualquier manera aceptada por la Ley Cósmica. Nuestras bendiciones van para todos. Somos sus hermanos y hermanas que siempre estamos junto a ustedes. Ustedes son conocidos y amados como las almas fuertes y valientes, para emprender esta gran jornada desde la separación hacia la Unidad de Consciencia. Para ascender no es necesario ser perfecto. Incluso el más alto de los iniciados encara sus propias batallas y victorias internas. Namasté. Nos inclinamos ante el Dios y la Diosa dentro de cada uno de ustedes.

Sanación y otras hierbas…

Regalos de la Luz * Re-flexiones

¿Y si la vida funcionase de manera completamente opuesta a lo que te han inducido a pensar? ¿Y si descubrieras que desde el momento en que naces empiezas a sanar? Nuestros cuerpos están cableados para la sanación desde el instante en que llegamos al mundo. Nosotros somos quienes iniciamos y detenemos el proceso. La clave está en crear las condiciones que hagan posible la sanación. Hay muchas maneras de hacerlo, y por esto podemos concebir la vida como un depósito de prana (energía vital) que no dejamos de llenar, en lugar de verla como un depósito que se va vaciando con el paso del tiempo.

La capacidad de sanar es algo que ya poseemos, que ya habita en nuestro interior. En las tradiciones de yoguis, monjes, chamanes, místicos, tradiciones indígenas, etc., enseñan que la calidad de nuestras vidas y la cantidad de años que vayamos a vivir tienen sus raíces en la idea que tenemos de nosotros mismos como habitantes de este mundo. Sustituir las ideas restrictivas que nos han transmitido la familia, los amigos y las instituciones sociales por otras nuevas que nos empoderen realmente “lo cambia todo”. “Hay muchas cosas que te pueden alargar la vida, pero solo la sabiduría te la puede salvar” (Neel Burton). La sabiduría del cuerpo humano y su Innato.

Longevidad vital

La sociedad y la cultura nos tienen programados para esperar una relación inversa entre la edad y el potencial humano. Una expectativa que dice que cuanto más prolongamos la vida, con menos capacidades de nuestra juventud podemos contar. La conclusión es que la calidad de vida que tenemos a nuestro alcance disminuye con el paso de los años. Cuando pensamos en alguien de cien años o más, estamos condicionados a considerarlo una sombra de sí mismo. Si bien nada hay de malo en aceptar esta posibilidad, existe una posibilidad que es más que un deseo: una longevidad vital. Existen personas que han optado por una forma de pensar y de vivir que propicia una longevidad vital, en buena salud.

Cuando los acontecimientos planetarios de los que se habla en las escrituras cambiaron el modo de vivir de los humanos en la Tierra, terminaron esas historias de vidas de siglos (como fue el caso de Enoc). Desde entonces, y hasta hoy, se impuso un “techo” a la edad y un límite a la duración de la vida humana. Presente en nuestro interior, en nuestro ADN, se encuentra las veces que una célula se puede dividirse antes de envejecer y morir: ciento veinte años. Curiosamente, la Biblia dice: “Mi espíritu no estará siempre con el hombre, porque el hombre es también carne: pero vivirá ciento veinte años”. Y al igual que el reloj de una computadora, se puede resetear el tiempo de vida de nuestras células. Empecemos por el cambio de paradigma.


Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *