La paz profunda

con 1 comentario

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

Saludos, queridos, Yo soy Kryon.

Acérquense un poco más. Y el tema es la paz profunda. Para aquellos de ustedes que gustan de analizar lo cuántico en todas las cosas, y decir: “En el principio, había…”. Yo les diré: amor. La cosa más preciosa en el universo, y no es solo el amor que tú piensas, como ser humano, cuando piensas en un amor maravilloso. Era el amor de todas las cosas. El amor de cada molécula que estaba lista para ser creada, y la vida que brotaría de eso. Y aquí están, conmigo diciéndoles que tal vez, solo tal vez, recibieron la historia equivocada.

El Círculo del Doce es un lugar al que ustedes vienen por visualizaciones, quizás, estas cosas que se vuelven una realidad, quizás, pero todas son ejercicios. E incluso en el comienzo les dijimos: ¿Es real o no es real?, indicándoles que hay realidad más allá de lo que ustedes piensan que es real. Y ahora, aquellos que están dedicados a las energías multidimensionales y lo cuántico de todo, empiezan a expresar la misma cosa.

¿Es posible que haya realidades dentro de realidades? Y ustedes dicen: “Bueno, te estás poniendo un poco demasiado esotérico, Kryon”. Tal vez. Pero cuando tienes miedo, de cualquier clase, eso es muy tridimensional, está muy anclado en lo que es la vieja energía. Tal vez ustedes necesitan expandir esa realidad que tienen hacia una situación en que incluso crucen por el puente conmigo hacia otra realidad que es realmente más grande que la que están experimentando, pero nunca se lo dijeron.

¿Qué tal si cruzan por el puente conmigo, esta noche? Y vamos a lo que llamamos el tú más grande. Realmente van a una realidad que es mucho más antigua, más sustancial y real que esta realidad temporaria que tienen en la Tierra. Y así es la cosa. Tu alma es por siempre, y siempre ha sido. Es parte de la Fuente Creadora. Y esa es la cosa difícil para que la gente se dé cuenta.

¿Qué tal si ustedes fueran parte de la Fuente Creadora? De alguna manera. Colectivamente, toda junta, toda vida fue parte de esta Fuente Creadora cuya esencia era el amor.

Te hemos pedido que peles la cebolla de tu realidad. Y a medida que vas quitando los miedos y las cosas viejas, y las cosas que no tiene sentido que te han dicho, te encontrarías con algo que es una joya de alto precio, y eso es tu alma. El amor, la belleza, eres tú. El tú real. El que fue creado para cambiar este planeta en esta época.

¿Qué tal si hubiera un plan mayor? Y ese plan mayor para ti, te tiene aquí ahora, oyendo esto (o leyendo) quizás por primera vez. ¿Realmente tiene sentido que el Dios de todas las cosas sea un dios que juzga? Suena muy parecido a un padre, un padre disfuncional y malo. Te hace preguntarte: ¿cuál es la verdad real?

Quiero que vengas a cruzar por este puente conmigo esta noche, como lo hemos hecho tantas veces. Y hagamos algo escandaloso, que no esperabas, que sería difícil describir, pero que es posible y se puede hacer.

Meditación

Queridos, hay un puente extendiéndose frente a ustedes, que representa un cruce entre lo conocido, que es donde estás justo ahora, y lo desconocido, que es el tú más grande, el tú alma. Y en esta nueva energía, tienes las herramientas, la capacidad, el permiso, para cruzar por el puente, encontrarte con los que en el otro lado anclaron estas cosas contigo, que tú llamas tu alma.

Los guías, los ángeles, las vidas pasadas, reconocimientos de todo lo que hemos hecho – es todo parte de ti. Es hermoso. Mucho más grande, quizás, que lo que alguna vez te dijeron. Pero esta vez, ven conmigo. Crucemos el puente, toma mi mano.

Todas estas veces hemos caminado esta pequeña distancia, cruzando por este puente, a través de la niebla que oculta lo que podría haber del otro lado, y luego cuando se disipa entras en eso que es la belleza, la majestad, el esplendor, de tu alma.

Lo que sea que veas con el ojo de tu mente es exacto. Lo que sea que ves, que has decidido, así es su aspecto; es exacto. Porque es el ojo de tu mente, pero la verdad es que realmente no puedes imaginar qué aspecto tiene.

En primer lugar, no ves con ojos. Este es el lugar donde, si quieres decirlo así, puedes oír la luz. Es un hermoso lugar donde siempre hay alguna música gloriosa sonando; una canción que reconocerías si la hago sonar ahora mismo para ti. Hay luces danzantes, hechas por las estrellas.

Son todas las entidades que están allá arriba, de todos los otros lugares y galaxias y planetas que tienen que ver contigo y tu alma, y que te conocen. Allí hay un cuadro más grande que lo que jamás hayas pensado que existía. Te hemos dicho esto.

Y aquí estás, en esta alma, donde todo es accesible. Hay una puerta. ¿Pasarás por esta puerta conmigo? Diferente de cualquier puerta que hayas traspasado. ¿Estás preparado para algo especial? Quiero que pases por la puerta conmigo. Estoy justo a tu lado. Ven y pasa por la puerta.

Y tan pronto pasas por esa puerta, estás de pie, muy firmemente y sin miedo, en el espacio exterior. Las estrellas más brillantes son visibles para ti. Puedes respirar fácilmente, no hay miedo de nada que sea físico aquí.

Estás contemplando lo que es la obra del Creador, y miras alrededor y te diré que reconoces algunas estrellas y sabes que allí hay algunos planetas en los que has estado. Porque eres un alma muy antigua, y has estado en esta galaxia particular por muy largo tiempo.

Y empiezas a mirarlo, y mirar toda su majestad, y aquí viene una pregunta: ¿Qué aspecto tiene Dios? Si pudieras oír a Dios, ¿qué oirías? Si pudieras encontrarte con el Creador, ¿cómo sería?

No puedo responder a ninguna de esas, porque estas son preguntas que están más allá de lo que se puede responder. Preguntas que tal vez ni debieran formularse, porque son tan escandalosas, pero quiero darte a probar eso ahora.

Imagina que estás parado allá afuera, solo, con tus brazos extendidos, tal vez en el medio del espacio exterior, mirando a todas las nebulosas y la belleza de los colores y las estrellas que están allí, mirando la majestad de la obra del Creador. Y tú dices: “Dios, quiero conocerte. Háblame”.

Ahora bien, aquí se pone bueno, porque si esto fuera una película, habría una voz. Pero no la hay. Esta es una realidad que existe para ti; Dios es real; tú eres real; tu alma es real. Entonces, ahora, en lugar de una voz, hay un sentimiento abrumador que resuena en tus células, y tu nombre es mencionado. “Conozco tu nombre”. Y oyes eso y te das cuenta, y reconoces que ya ha habido una respuesta. Ya. Tú extendiste tus brazos.

Y luego si quieres, si tienes la valentía, extenderás los brazos otra vez y dirás: “Querido Creador, que conoces mi nombre, dime lo que quieres que yo sepa”.

Es el tiempo para que te encuentres con el Creador, en cualquier grado que esta bella, maravillosa energía de amor esté allí para ti. Y si pudieras hablar o decir alguna cosa, ni siquiera sabrías en qué lenguaje sería. Un lenguaje que no conocerías. Dios no tiene lenguaje; Dios tiene amor.

Y entonces, lo que Dios querría que ustedes sepan, queridos, es cuánto son amados. Y mientras estás allí con tus brazos extendidos, la paz y la belleza más increíbles se derramarán dentro de tu cuerpo.

Tu cuerpo incluso empieza a calentarse, por la cantidad de amor que se derrama dentro de ti. Eso es una reunión con Dios. Una reunión con Dios. Y es instantánea; no necesitas esperar, no necesitas preguntarte, no necesitas tener respuestas, porque es allí mismo. Donde existes en tu alma está la plataforma de comunicación con el Todo lo que Es.

Y recuerda: eres una pieza y una parte de este Creador. Yo quiero que te pares allí y sientas esto, y sepas que este Dios te ama a ti y a la humanidad, y a esta Tierra, y está trabajando por cambios que son tan grandes y tan grandiosos que ni siquiera vas a reconocer a este planeta cuando regreses algún día. Y todos ustedes son parte de esto.

Para que puedas lograr aquello para lo que viniste, tienes que saber que no se juzga. Tienen que saber que no hay ningún Dios mirándolos y pensando: “Eso es bueno, eso es malo”. No, es solo puro amor; fluye en ustedes ahora.

Quiero que lo sientan mucho, porque cuando regresen desde esto, de este Círculo del Doce, van a ser diferentes. Hasta podrían tener una cognición plena, ahora mismo: “¡Oh, santo cielo! Nadie me dijo nunca (se ríe). ¡Nadie me dijo nunca! que yo tuviera una alianza como esta. Que no necesitaba temer, no necesitaba preocuparme, nunca en angustia; no con esto”. Todas las cosas son apropiadas. Esa es la verdad.

Eso es lo que quiero que vean. Esa es la sanación del miedo que quiero que tengan. Y de cualquier cosa que interfiera en el camino de la belleza y de la compasión y del amor.

Quédense allí, solo quédense allí. Solo quédense allí y sientan la luz que se derrama dentro de ustedes. Acaban de conocer a un tú más grande. Ese es el mensaje que quería darles.

Y así es.

Kryon.

Nota. Círculo del Doce, Kryon a través de Lee Carroll. Primer miércoles, 7 de diciembre de 2022.Traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Gracias por colaborar en hacer que estas ideas (link) lleguen a la atención de un público más amplio.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Si te ha gustado la Publicación: ¡INViTANOS A UN CAFÉ!

Centro Escuela Claridad

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

One Response

  1. Marcelo Acosta
    | Responder

    GRACIAS GRACIAS GRACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *