Bases de la Curación Espiritual

con 2 comentarios

kumar

Debería aceptarse humildemente que en el mundo de hoy no existe un verdadero sistema de curación espiritual que se enseñe. Pero hay personas de adecuada pureza como para ser transmisores de la curación espiritual, si hay un interés adecuado generado por verdaderos buscadores de esa clase de curación y si están dispuestos a aceptar la disciplina necesaria.

La disciplina para los estudiantes de curación es tan rigurosa como la que imponía el gran iniciado Pitágoras, quien exigía un estricto vegetarianismo, silencio y la aplicación del cerebro en un pensamiento científico y sistemático. Hoy en día las personas tienen interés en los temas esotéricos. Desean escuchar, desean saber, pero no quieren practicar. El mero deseo de conocer cosas buenas es un buen pasatiempo. Ni siquiera uno entre mil practica realmente. Tienen demasiados interrogantes incluso antes de practicar.

La curación espiritual no consiste en el empleo de ciertas técnicas. No se trata de modos de plegarias. No es hipnosis. No es alguna fe vaga del curador y del paciente. Está ligeramente más allá del nivel mental y no son meras afirmaciones o estímulos de la voluntad del paciente a nivel mental. La verdadera curación espiritual está basada en ciertos principios generales que requieren una total aceptación mental. El estudiante tiene que aprender mucho y asimilar el verdadero significado y funcionamiento del cuerpo etérico.

Es el cuerpo etérico y su funcionamiento quien tiene la clave de todas las dificultades experimentadas por el cuerpo físico denso. El cuerpo etérico es también físico, pero sutil. Es más fácil rectificar lo sutil que lo denso. Cuando lo sutil es rectificado, rectifica gradualmente a lo denso. Lo denso es sólo un precipitado de lo sutil. Lo sutil tiene un diseño o patrón etérico. Así como el patrón de las corrientes de un imán deciden el patrón del polvo de hierro, el patrón etérico del hombre decide la forma física. Los cambios que se hacen en lo etérico producen cambios en lo físico.

Cuando se adquiere (para ser precisos: se experimenta) el conocimiento necesario de las corrientes etéricas y de los centros etéricos del cuerpo, entonces la imposición de las manos y moverlas sobre el paciente tiene sentido. De lo contrario, será un acto sin sustancia.

Hay tres principios básicos que tiene que experimentar el curador si va a ser ayudado en gran medida en el trabajo de curación. El éter planetario es un todo. Es un cuerpo etérico planetario ininterrumpido y continuo. En ese cuerpo etérico existen los cuerpos etéricos del curador y el del paciente. El éter planetario es como el océano en el que el cuerpo del curador y el cuerpo de los pacientes no son sino dos de entre los innumerables cuerpos etéricos de los seres. Son como las olas del océano y, por lo tanto, son partes integrales e intrínsecas.

Por tanto, existe una relación inquebrantable entre el cuerpo etérico del curador y el cuerpo etérico del paciente. Los así llamados curadores generalmente no se dan cuenta de esto, porque no se esfuerzan en primer lugar por entrar en la disciplina de experimentar el éter. Una vez que lo hacen, esta relación inseparable podría ser usada para una circulación definitiva y directiva de las energías para la curación.

De esta manera, cuando se establecen los canales de relación, estos pueden ser conductores de muchos tipos diferentes de energía. Se puede transmitir mucho desde el curador al paciente. Para esto, el curador tiene que ser un trabajador altruista, ¡casi como un santo! ¡Pocos están preparados para ser santos mientras que muchos están dispuestos a curar sin estar preparados!

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

2 Responses

  1. Victoria
    | Responder

    ¡ Buenos días ! ¿ dónde ? ¿ cómo se aprenden las bases de la curación espiritual ?

    Gracias de antemano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.