Mensajes Cortos 63

con No hay comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

Una verdad más grande

Ustedes están al borde de un cambio de consciencia en el planeta, que no traerá solo un planeta pacífico. Más que eso; es el comienzo de darse cuenta de una verdad más grande. Una verdad que dice que lo que ustedes llaman Dios, o Espíritu, o Fuente Creadora, está dentro de ustedes tal como afuera.

Todos ustedes saben sobre un alma, y sin embargo nunca, en ninguna de las religiones que hay aquí, se les ha enseñado que podían tocarla, o que fuera parte de ustedes ahora; que podían acceder a ella, que podían ver la cualidad angélica dentro, y podían tocar el rostro de Dios. Y todo lo que acabo de decir es verdad. Este es su linaje.

Así es como se ve una multidimensionalidad. En oposición a lo que les enseñaron en un pedazo de papel. O a través de las historias verbales de los de antes, o los que están con ustedes. Es una verdad que fluye entrando en ustedes y que reconocen. La Tierra sabe quiénes son ustedes, realmente lo sabe. La Tierra es un ser sintiente que sabe quiénes son. Puede hacerles la pregunta: “¿estás listo?”. Y pueden re-preguntarle: “¿Listo para qué?”. Y entones la Tierra les dirá: “Listo para aquello por que viniste. Sentarte y permitirnos llenarte con algunas verdades que no esperabas, en la quietud de Todo Lo Que Es”. La oportunidad de permitirle fluir dentro de sus cuerpos como una verdad.

Ustedes son muy lineales. No entienden en absoluto que lo que hoy entra en ustedes, en el aprendizaje del Espíritu, en el aprendizaje del alma, de la comprensión de la energía majestuosa, entra y permanece, y renace con ustedes por medio de la memoria de su ADN, de muchas maneras. La próxima vez que lleguen a este planeta, lo que tienen hoy, lo que estudian hoy, va a suceder de una manera muy magnífica. El sistema está cambiando, para que lo que aprenden hoy pase a ustedes cuando regresen.

Queridos, las cosas están cambiando; ustedes están aquí por razones de las que tal vez ni siquiera se dan cuenta. Se están plantando semillas para el crecimiento de un planeta ascendido, y la plantación de las semillas va directamente adentro de ustedes. Ahora mismo.

Aborden esta semana, tal vez un poco diferente de como pensaron que podrían. Ábranse a cosas que no esperaban, que son hermosas, amorosas, y llevan su nombre sobre ellas. Todas ellas.

La Dualidad (el número 2)

La numerología es una expresión de la energía. Todo tiene una energía diferente. En la Cosmología hay muchas energías. En las estaciones hay energías, en el cielo, en el suelo, en los diversos tipos de historias que se cuentan, todas sobre energías diferentes.

Los antiguos tibetanos no eran diferentes, en cuanto a honrar las energías de muchas cosas, y una de ellas eran los números, los mismos números que ustedes usan todos los días para contar cosas, significaban otras cosas. Usaban estos números para ver lo azaroso de la humanidad, de la naturaleza, en tanto los números aparecían de una manera al azar, ellos usaban las energías de esos números para tal vez expresar la energía del día o del momento, o de lo que el humano estaba experimentando. Se lo llamó numerología.

El 2 es el representante de una de las energías más mal entendidas entre todos los números. Representa la dualidad. Si yo tuviera que definir la dualidad, lo haría muy diferente de como la mayoría la definiría, porque muchos dirían que la dualidad es eso que es la pelea entre luz y oscuridad, o alta energía y energía oscura. Es la lucha que ocurre en toda la Tierra, a veces entre los hombres y la naturaleza, a veces entre la naturaleza y la naturaleza, a veces incluso entre los hombres y los hombres. Se definiría como una lucha incluso dentro de una familia; la disfunción es dualidad. Esto sería la cosa más común. En ciertos círculos religiosos, es la lucha entre la luz y el pecado. En otras naturalezas religiosas es justo lo opuesto. Pero siempre está allí, representada como una lucha. ¿Qué tal si eso no fuera la dualidad en absoluto?

Yo definiré la dualidad. A nivel del alma, quiero que oigan esta definición, es la definición que vendría de un Creador que los ama. La dualidad es el proceso de encontrar luz dentro de sí mismos que automáticamente elimina la oscuridad. ¿Oyeron eso? ¿Oyeron la palabra “lucha”? La dualidad no es una lucha; es una percepción consciente. Cuando ustedes descubren la luz, la oscuridad no puede existir. Por lo tanto, la dualidad, para un ser ascendido o uno que está estudiando el ancianato o el chamanismo o la maestría, es diferente. La dualidad entonces se convierte en el descubrimiento de la luz. Porque al descubrir la luz, todas las cosas inapropiadas, todas las cosas disfuncionales, se desprenden.

¿Qué tal si les dijera, ahora mismo, que podrían ir por un camino diferente? Un camino que no es el que ustedes piensan, de lucha y dualidad, sino un camino que en cambio es de dualidad como yo la defino, donde empiezan a pelar la cebolla del humanismo.

Si te gusta la Publicación, dale clic al café: ¡INVÍTANOS A UN CAFÉ! (pesos ARG)

Centro Escuela Claridad

Hay mucho más al trepar la escalera de la comprensión y la percepción consciente, no se hace más difícil. Se vuelve más fácil, cuanto más lo hacen: realmente se vuelve más hermoso. Porque entienden más; les molestan menos las cosas a su alrededor.

Hay procesos; hay maneras de hacer estas cosas, y eso se llama Maestría. Lo digo otra vez: ¿están aquí para mirar las rocas? ¿O están aquí para escucharlas? Hay mucho que la energía de aquí querría decirles sobre la paz. Sobre la paciencia. Sobre el amor.

El Catalizador (el número 3)

La tercera canalización tiene la energía del 3. Los tibetanos lo identificaron como energía catalítica. Entonces, cuando aparecía el 3, había una clase específica de energía de la que hablaban. Ahora bien, la palabra catalizador se encuentra más a menudo en la Química, y sería una sustancia o un producto químico que crea una reacción más grande con las sustancias dentro de él, pero no cambia en sí mismo. Ahora bien, en otras palabras, sería así: donde ustedes están ahora mismo, es un catalizador para ustedes. La energía del planeta, de la Tierra, del polvo en que se sientan, de las rocas que ven -que los esperaban- están creando una energía para ustedes.

Podría ser como que ustedes llenarían el tanque de esa energía y se sentirían diferentes al irse, y sin embargo las rocas y la arena se quedan igual. De modo que podrían decir que el planeta mismo, en este caso, es un catalizador para ustedes.

Otra clase de energía catalítica que los tibetanos conocían era el hecho de que ustedes podían ir y estar con un Maestro y sentarse ante él, o estar en una sala con meditadores, todos haciendo ciertos tipos de vibraciones, y toda esa experiencia sería un catalizador para ustedes. Porque se irían diferentes de como llegaron y sin embargo el lugar donde estuvieron se quedaba igual.

Esta es entonces la definición que tendríamos nosotros de la energía catalítica. Es energía que espera por ustedes, o que ustedes llevan, que es casi como un amplificador, de modo que podrían ir a ciertos lugares y estar con otros, y ellos los cambiarían a ustedes.

¿Cómo creen que habrá sido sentarse a los pies de los más grandes Maestros del planeta? Pueden nombrarlos mentalmente, si desean, qué fueron ellos para ustedes. Pero son bien conocidos; algunos todavía existen. Y hay algunos que hacen un largo camino, una distancia, para sentarse a los pies de uno de ellos. Uno de estos que tenía una alta vibración, tal vez, y cuando ustedes se sentaban allí, otra vez, se colmaban, una palabra que significa que se llenan hasta el máximo, de aquello por lo que vinieron. Y a veces, era sanación. A veces era solo estar en esa presencia para poder irse diferentes. A veces era para cambiar de una manera que querían cambiar, porque estaban llenos de duelo o de tristeza o dolor. Y se iban diferentes, y ya no llevaban eso, porque el Maestro con que estuvieron los ayudó con eso. Ustedes se iban diferentes; el Maestro seguía igual. Eso es energía catalítica.

Hay mucho para decir sobre este aspecto particular, el número 3, para quienes están aprendiendo la Maestría en la Tierra. Y hemos hablado de muchas clases diferentes de atributos que podría llevar un Maestro, incluso aquellos que están aprendiendo, y podrían llevar Maestría. Y es muy interesante que aun los estudiantes de la Maestría llevan una vibración lo bastante alta que los que los rodean o entran en contacto con ellos la sienten y se van diferentes.

Si eres un alma compasiva, y entras en un lugar que no lo es, o estás en un grupo que se está quejando y eso es el hábito cotidiano para ellos, y cuando tú empiezas a hablar y no te estás quejando sino estás en gratitud porque ellos puedan estar allí, a veces el grupo mismo cambia. Se sentirán diferentes y en lo que están diciendo empezarán a vigilar sus palabras, porque su negatividad también es un catalizador.

La energía catalítica puede ir en ambos sentidos, puede ir hacia lo negativo, y hacia lo positivo. Pero les voy a decir lo mejor, y no es la compasión. No es la bondad. Y los sorprenderá. Y es la mejor porque es la más contagiosa. Y eso es decir que si tienen esta, pueden transferirla muy fácilmente, y cambiar vidas, y sanar vidas. Es muy diferente. Y esa energía, queridos, se llama alegría.

Una de las energías más asombrosas que existen en el ser humano es la energía catalítica de la alegría y el humor.

El humor, la risa, la alegría, realmente cambian la química del cuerpo humano. Ocurren sanaciones cuando alguien entra en la alegría. Las vidas cambian cuando hay alegría, aprecio y gratitud, todo parte de la alegría. ¿Eres tú una persona alegre?

Queridos, esto puede ir en una u otra dirección, y yo les diría que hay cosas a las que hoy pueden mirar y rascarse la cabeza. Hay culturas presentes en este planeta, actualmente aquí, en las que, si sonríes mucho, es que estás ocultando algo. De modo que sonreír no es algo que sea alentado. Por lo tanto, no se alienta la alegría. ¿Han visto alguna? Si tienen una cultura que no sonríe a menudo, si este fue el hábito, solía ser que, si lo hacían era difícil para ellos, porque si lo hacían tal vez iba en su contra. ¿Qué tal si les digo que Dios sonríe todo el tiempo? Que hay humor, risa, alegría, constantemente en el alma. Su naturaleza misma, su naturaleza divina, es una naturaleza sonriente, es una naturaleza alegre.

¿Cómo les está yendo, hasta aquí, como embajadores de uno de los atributos de la Maestría, que es la alegría? Yo les digo que pueden cambiar vidas simplemente por pasar al lado, cuando tienen alegría. O si la difundes en un grupo, y tú eres el que ellos sienten que es el alegre, tú la difundes. Habrá algunos que incluso puedan burlarse de ti: “oh, demasiada risa, demasiada diversión, ya sabes. No es muy serio” (se ríe). Todos los que se quejarían, se irán un poquito mejor, porque tú no estabas serio.

Queridos, aliento a todos ustedes a recordar esto. Dios ríe cuando ustedes ríen. Cada vez que ustedes difunden alegría, un número de ángeles se presentan, y son un catalizador, yendo de un individuo a otro individuo, llenándolos, colmándolos, hasta cualquier grado que ellos lo permitan. Una palabra que también ha sido traída a ustedes hoy.

Los individuos son cambiados en este planeta solo si se permiten serlo. Eso es libre albedrío.

La alegría, la risa, es contagiosa. Y se van a encontrar riéndose, aun si no lo permitían, pero luego sucede que sí lo permiten. Eso es un catalizador. Quiero que recuerden: el amor es alegría. ¿Qué oyen en este momento? Los antiguos están riendo. Y los están saludando con alegría.

La Tierra (el número 4)

En la numerología tibetana, la letra de la Tierra, podrían decir, es la numerología de Gaia. El 4 representa lo que es la Tierra. Ahora bien, nosotros hemos llamado a esta, Gaia, para usar desde el comienzo mismo. Y para aquellos de ustedes que no necesariamente entienden qué es eso, es la Madre Tierra.

La letra de la Tierra, de la que hablo, para un tibetano sería uno de los atributos más importantes en que ellos creen. Y sin embargo no parece que sean muy conocidos por eso como tibetanos. Pero ellos están ciertamente comprometidos.

Los tibetanos son reconocidos como los de las zonas donde se vive muy, muy largo tiempo en la Tierra. Y esto es porque ellos se comprometen con la Tierra. Ellos tienen conocimiento que también tienen los indígenas de este planeta.

Desearía poder impartirles lo que es la cosa más preciosa que un humano pudiera conocer sobre dónde se paran, dónde se sientan. Y sin embargo esto no se les ha dicho. No se les ha dado en ninguna de sus escuelas, no se dio en ninguna de sus iglesias. Está faltando. Eso es así: lo que los tibetanos sabían es que la Tierra es su compañera. No solo una compañera de hecho como un objeto físico con el que viven, sino un ser sintiente, casi. Difícil de entender cómo podría ser eso. Pero ciertamente lo es.

Cada respiración que ahora toman, es dada a ustedes desde las plantas de Gaia. Cada una. Cuando ustedes exhalan, hacia la atmósfera, eso es llevado alrededor del planeta por los vientos y eventualmente encuentra su camino para alimentar a las plantas.

Hay mucha ciencia detrás de esto, y cada vez que se revela, ustedes empiezan a entender esa relación simbiótica entre ustedes y la Tierra, y la fuerza de vida que está allí. La manera en que la Tierra los alimenta y los riega, y permite que crezcan sus semillas; la manera en que brinda lo que necesitan para la misma chispa de vida. Y sin embargo esta energía, esta compañera, nunca ha sido listada como algo espiritual en ninguna de sus religiones. Ninguna de sus religiones modernas tuvo una referencia a ella. Como si no importara, como si no existiera. Como si fuera solo una cosa física que los ayuda a lo largo del camino.

El ser humano espiritual, el núcleo de la existencia de su alma, está envuelto dentro de la Tierra misma. Les he dado mucha información en el pasado, y cada uno de los atributos que les daré ahora podría ser enseñado durante una semana. Es el 4.

Muchos creen que el 4 es el número de las orientaciones de la brújula. Eso sería correcto. Pero también representa las 4 rejillas, así las llamamos, de Gaia. Usamos el término “rejillas” ampliamente, porque algunas son físicas, otras no lo son, todas ellas se envuelven alrededor del ser humano. Empiezo incluso a darles estas, y quiero enseñarlas, no hay tiempo, porque quiero que sientan dentro de todas ellas.

Está la rejilla magnética de la Tierra, que está relacionada y entrelazada con su consciencia. Había que mover esta rejilla con objeto de que la consciencia de ustedes evolucionara. ¿Cómo creen que eso funciona, queridos, si Gaia no está relacionada con ustedes? Tiene que ver con el aumento de la consciencia que está ocurriendo ahora mismo; está relacionado con el magnetismo del planeta en sí mismo.

Está la rejilla cristalina, que es la que recuerda las acciones y las emociones. Se enlaza a menudo con las experiencias de vidas pasadas, con el Akash, en su mismo ADN. ¿Cómo sienten que eso podría relacionarse con el ser humano? Áreas donde podrían caminar y sentir que algo ha sucedido, y tendrían razón, y descubrirían que quizás hubo allí una batalla. Y se dan cuenta de que los recuerdos están en el polvo, en el suelo, ¿cómo puede ser eso? Porque están guardados allí por Gaia. Hay razones para eso.

Hay una rejilla que es muy significativa aquí: es la rejilla de los ancestros. Es la representación de todos aquellos que vivieron antes y permanecieron aquí, que están capturados en lo que es la esencia de Gaia. Incluso está lo que llamamos la Cueva de la Creación, que no es una rejilla en absoluto, donde se almacenan los registros akáshicos en lo profundo del planeta, por Gaia.

Está la rejilla de Gaia, que es la consciencia sintiente, la Madre. La Madre Tierra bajo el Cielo, eso es la que los ama y sabe sus nombres, cuando ustedes caminan sobre eso que llaman el suelo.

Todo esto nunca se enseña. Podría ser completamente nuevo para muchos de ustedes. Es la esencia de mucho de lo que los indígenas conservan en sus corazones, y saben, y han enseñado a sus hijos, desde el momento en que ellos pueden escuchar.

Todo esto está en la Tierra en que se sientan, o están parados, o miran en este momento. La Tierra es su compañera, su socia, de una manera mejor, una manera espiritual, esotérica, una manera que da vida, una manera amorosa, que ustedes nunca han pensado. Es un aspecto hermoso, ¿no es así? Pensar que hay una compañera que los conoce, y sabe sus nombres. Que está de alguna manera enlazada con el Creador, cuando su alma llega aquí. Y cuando se va.

Queridos, este es el número 4. Es como uno de los pilares de mi enseñanza, que algún día los sanadores reconocerán a esta como la compañera para poder avanzar. Queridos, eventualmente este se conocerá como otro planeta ascendido. Eso es el Cambio, eso es lo que están atravesando. Eso es lo que se necesita. Pero les diré esto: hay ciertas cosas que se interpondrán en el camino de este planeta de ascensión. Necesitan tener a esta compañera reconocida, comprendida. Necesitan volver a las costumbres y sabiduría de los indígenas, de lo que es el conocimiento y la asociación con la Tierra con objeto de que este planeta alguna vez alcance la ascensión.

Esto no es sutil. Esto debe enseñarse, debe ser repasado, debe ser luego presentado a quienes enseñarán en el futuro, a quienes enseñarán la espiritualidad, el esoterismo, y tiene que ser algo que se entienda, antes de que este planeta pueda entrar en lo que ustedes llamarían estado de ascensión.

Para que la vibración y la consciencia se eleven a un lugar al que están designadas para llegar; para que ustedes eleven la vibración hacia el Dios interior, deben reconocer a la compañera, porque viene con ustedes. Un planeta ascendido no es humanos ascendidos en el planeta. Es todo junto. Gaia y la humanidad crean el estado de ascensión; no solo la consciencia.

Echa una mirada a las formaciones rocosas. ¿Te das cuenta de que ellas te están mirando? cuando las observas. La palabra observar también a menudo significa que estás mirando un evento, en lugar de solo mirar alguna cosa. Tú las observas porque ellas te están observando. Incluso podrías decir que hay vida en las rocas. Hay vida en las rocas. No de la clase que ustedes esperan, sino de la clase que la ciencia descubrirá algún día, cuando puedan ver cosas multidimensionales. Van a tener que reescribir toda la definición de lo que ustedes creen que es la vida. Toda Gaia está viva, multidimensionalmente. Toda Gaia los conoce, en algún nivel.

Empieza a explicar lo que se les ha dicho. Los indígenas que vivieron aquí eran capaces de hacer que los ríos se detuvieran y fluyeran. Que la lluvia llegara cuando la necesitaban, de manera de comunicarse, de modo que su compañera lo entendiera. La relación simbiótica era mucho más que simplemente respirar el oxígeno de las plantas. Esto es lo que deben aprender, con objeto de ir hacia lo que anhelan, que es un planeta Tierra de alta vibración. Permitan que la Tierra venga con ustedes; no solo caminen sobre ella.

Nota. Canalización Kryon a través de Lee Carroll. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este LINK a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan A. Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *