Lección 4

con No hay comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

El Sistema (parte 1).

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético. Es cierto que será información central, pero es información central avanzada, porque estamos empezando a crear una serie sobre el sistema y cómo funciona. El atributo de Dios más mal entendido: cómo un ser humano trabaja con el Espíritu, porque esto es punto crucial de la frustración. Muy a menudo el trabajador de luz se siente atascado, no entiende la comunicación: “No sé qué hacer ahora”. Ni siquiera sabe a veces quién es. Allí está, esperando algo invisible desde un lugar que cuestiona.

El sistema es así. El sistema es incompatible contigo. Y esto es lo que queremos hacer. En la primera sesión, que es en este día, deseamos hablar sobre la Física del sistema; la confusión; explicar qué es. En la siguiente sesión, que es mañana para ustedes, explicaremos cómo ustedes funcionan con el sistema. Dos enseñanzas separadas que debieran ser escuchadas (leídas) las dos juntas.

El sistema de Dios es complejo. Y lo que hace que esto sea difícil es que están entonces por iniciar un viaje fuera de su dimensionalidad, y su comprensión, y su zona de comodidad. Y las primeras preguntas que harás, serán: ¿Quién soy yo? ¿Quién soy yo en el plan del Universo? ¿Qué se supone que yo debo hacer? ¿Y cómo se supone que lo haga? ¿Dónde empiezo? Estas son preguntas válidas, pero cada una de ellas es difícil. Porque la respuesta a todas ellas no son respuestas que puedan discernir, porque ustedes son criaturas tridimensionales, a punto de iniciar una búsqueda interdimensional de una parte de sí mismos. Hay diversas maneras en que puedo establecer un escenario aquí. Y entonces, dentro de este mensaje, vamos a presentar una pequeña criatura, que será una hormiga.

Y a la hormiga se le ha dado una tarea. Todas las otras hormigas quieren que vaya a encontrar el rostro de Dios. E intuitivamente saben que el rostro de Dios está en un lugar. Y así, la hormiga va e inicia su viaje. Y se encuentra sobre una pintura, un cuadro que es tan grande como una pared. Y ciertamente el cuadro es el rostro de Dios. Es bellísimo; los colores son vibrantes, el rostro es alegre, Es tan real que casi puedes tocarlo. Pero la hormiga no tiene idea; todo lo que la hormiga sabe es que al ir de un paso a otro parece que hay mucho color, y no importa cuánto la hormiga viaje sobre el cuadro, la hormiga no tiene idea de cómo es el rostro de Dios.

Vuelve y les informa a las otras hormigas: “Caminé y caminé, toqué el rostro de Dios, pero es solo un color, y si caminas lo bastante, el color cambia por otro color”. Por lo tanto, la realidad para estas hormigas es que Dios es… un color. Para ellas no hay manera de ver el cuadro más grande, ¿no es así? La humanidad es similar con respecto al Espíritu. La humanidad abarca a Dios como parte de la escena tridimensional de la humanidad. Y hace suposiciones.

Esta es la primera: que Dios está en su marco de tiempo. Oh, hay trabajadores de luz que dicen: “¡Nosotros sabemos más que eso! Sabemos que Dios es atemporal”. Pero no es así como actúan, porque cuando pides algo, estás muy desilusionado si no ocurre en tu marco de tiempo. Algunos de ustedes son impacientes con su tiempo tridimensional. Dan golpecitos con el pie, esperando la entrega del paquete que le han pedido a Dios. Piensan que el reloj de Dios es el reloj de ustedes. Y no lo es. ¿Y qué vas a hacer con ese conocimiento? ¿Y cómo alguna vez le encontrarás sentido a esto?

Ustedes incluso piensan que Dios tiene el mismo aspecto de ustedes. Ya hemos dicho esto antes: ¡los humanos han pintado la imagen de Dios como un humano! Los seres angélicos más sagrados en la tierra van y vienen en la milagrosa forma, su forma interdimensional, y ustedes los pintan en 2 dimensiones. Les ponen piel y alas, les dan un nombre. Y dicen: Este es un ángel, se parece a Dios. No, no es igual a Dios; se parece a ustedes. Y luego los trabajadores de luz dicen: “Nosotros sabemos mejor. Sabemos que Dios no tiene aspecto de ser humano”. Oh, ¿de veras? Entonces muéstrenme el cuadro de lo que piensan que es el aspecto de Dios.

Hay muy pocos, ya saben, porque no se puede pintar en un espacio multidimensional. ¡Ustedes piensan que Dios es lineal! La manera en que tratan todo el proceso del sistema. Vengo a un lugar, estoy enfermo, necesito una sanación, la obtendré, y me iré. Oh, ¡qué lineal! ¿No lo comprenden? Que deben nadar en la energía del Espíritu. No entienden que en lugar de esa linealidad de ustedes, deben extenderse y tocar el rostro de Dios.

Y podrían decir: “Bueno, ayúdame con esto. Haré lo mejor que pueda”. Pero tienen que dejar de lado la idea de que Dios es como ustedes. Su realidad no es Dios. Déjenme darles un ejemplo que ninguno espera oír. Aquí están, sentados en un lugar, y dicen: “¿Dónde está Dios?”. Yo tengo la respuesta; la respuesta es NO (se ríe). ¡No hay un lugar para Dios! Y ustedes dicen: “Bueno, debe haber un lugar en el que Dios reside, en el cielo. Hay calles pavimentadas con oro, y hay mansiones. O tal vez Dios vive en lo que llamamos el Gran Sol Central”. Y ninguna de estas respuestas sería correcta. Porque la primera es simplemente una duplicación de una ciudad 3D en la Tierra.

La segunda expresión, el Gran Sol Central, es una metáfora, no es un lugar. Es una metáfora del centro de cada átomo que existe. Dios no está en un lugar. Esto es lo que hace el psíquico (vidente). Los psíquicos del planeta salen y tratan de contactarse con los muertos. Y ustedes no esperaban esto. Escuchen: cuando el cerebro humano dice que se han ido, porque en tiempo lineal la energía del alma ha pasado entonces. Y ustedes creen que esa energía del alma se ha ido a algún lado, a algún lugar. Por tanto, el psíquico, usando su percepción tridimensional, va a ese lugar. Y trae la energía del alma de quien partió. Reciben un mensaje, y lo traen de vuelta. Y todos están excitados e impresionados.

Déjenme decirles qué es lo que realmente sucedió. No fue a ningún lugar; Porque la energía del alma está en un espacio interdimensional, donde no hay pasado; no hay tiempo. ¿Cómo puedes tener un pasado cuando no hay tiempo? Hemos discutido antes que cada energía álmica en este planeta deja un residuo aquí. Es más complicado; se lo contaré en un momento.

Pero piensen un momento: su vida, ahora mismo. Está impresa en la rejilla cristalina del planeta para siempre. Para siempre. Tiene que ser así, porque la vibración de la Tierra es la combinación, la suma de todas las entidades sobre ella. Y cuando tu cuerpo físico se va, no disminuye la rejilla cristalina. Porque la energía que tú eres hoy, está impresa y permanece allí.

Lo que ustedes no esperaban de mí hoy, es que cuando el psíquico sale a contactar a quien ha partido, simplemente está hablando con el residuo en la rejilla. No está hablando contigo o alguien más, sino que habla con la energía del alma que permaneció aquí y es profunda. Pero como el psíquico está basado en la 3D, el psíquico dice: sí, pero me fui a otro lugar. El concepto de futuro y pasado no existe en el otro lado del velo. Incluso la expresión “otro lado del velo” es incorrecta. ¿Sabes dónde vas, a dónde vas cuando meditas? (se ríe).

Si te gusta la Publicación, dale clic al café: ¡INVÍTANOS A UN CAFÉ! (pesos ARG)

Centro Escuela Claridad

Tocas el entramado que está siempre aquí. Viajas al centro de la estructura atómica. Entras en un estado cuántico con el Universo, y tocas el rostro de Dios. Esto es información avanzada, porque pone a prueba la trama  de tu lógica.

Y hay algunos que dicen: “Bueno, Dios está a cargo”, sin entender en absoluto cómo funciona el sistema. Son los que dicen que Dios está a cargo de la profecía, y de todo lo que sucede en el planeta, sin entender el sistema. El sistema es así: Dios no está a cargo de nada. Son los seres humanos que encuentran a Dios en su interior y despiertan con la luz, y dejan que Dios se muestre a través de ellos. Y así, es el ser humano el que abre las puertas a Dios.

Y cuanto más se abre la puerta, más puede Dios hacer brillar la luz sobre este planeta. Escucha esto: tú estás a cargo de este planeta. Y cuantos más de ustedes abran esta puerta y entiendan este sistema, más luz habrá sobre este planeta.

Hay confusión dimensional en todas partes. Ustedes piden profecías, y el profeta va al otro lado del velo -eso cree- para ver qué hay en el futuro, para la Tierra. Y lo que ve es caos. Las cosas están siempre cambiando. Realmente no hay una percepción tridimensional allí, y sin embargo él tiene que encontrarle algo de sentido, ¿no es así? Entonces, agreguemos esta parte del enigma para la hormiga. De algún modo la hormiga está otra vez en el cuadro, ¡solo que el rostro de Dios sigue cambiando! Entonces la hormiga vuelve y les dice a las otras hormigas: “Es aún más confuso que lo que yo pensaba. Yo estaba allí, ocupándome de mis asuntos, ¡y el color empezó a cambiar bajo mis pies!”. Y las otras hormigas no entendieron eso.

Ahora, agrega otra dimensionalidad a la pintura; hagámosla una pintura tridimensional. De pronto la hormiga se encuentra trepando colinas de color, que están siempre cambiando. La hormiga dice: “Este rostro de Dios es muy confuso, porque ahora hay montañas de colores cambiantes. Pero aún no hay rostro de Dios”. El problema es el mismo que ya he discutido antes. Cuando vas a un estado interdimensional, no hay nada para ver que se parezca a lo que quieres ver. Entonces, que tomes decisiones en tres dimensiones, basadas en lo que ves y sientes en ese estado, no vas a conseguir nada. En ese estado interdimensional está el futuro del planeta, representado por cada potencial posible que existe. Imagina el caos. El aparente caos de potenciales futuros creados por todas las decisiones de los humanos en el planeta. Todo lo que podrían hacer, representado en un lugar. Y sin embargo, no es un lugar.

Les dije que esto sería avanzado. Lo que estoy haciendo es prepararlos para entender cómo funciona el sistema con ustedes, y su belleza. Oh, es muy bello, lo verán, lo verán. Para ustedes es solo caos. Para nosotros es bellísimo, con hermosos hilos de orden. Yo incluso he empezado a llegar a la parte confusa. Oh, supongo que debiera contarles. ¿Quiénes son ustedes? Bueno, un pedazo de ustedes existe en tres dimensiones, y ustedes lo llaman humano. Pero es una parte; no es todo. Y esta parte es percibida como completa. Esta es la parte que despierta por la mañana y se mira en el espejo, y ve que está un día más viejo. Esta es la parte que está siempre buscando a Dios en el cuadro, como la hormiga. Nunca ve el cuadro grande, y no se entera de la gran cuestión, la cuestión principal; que es solo una parte. Déjame contarte quién eres tú.

Cuando entras a este planeta, hay una energía que se deposita en el registro akáshico; hay una configuración que empieza con la rejilla cristalina, de modo que todo lo que haces se vuelve parte de Gaia. Hay una parte maravillosa de ti que has llamado el Yo Superior; este es el padre espiritual de tu alma. Ya he descripto tres partes, y solo estás consciente de una, la que está en el espejo. Pero se complica más todavía.

Cada vez que entras en este planeta, presentando otra expresión física, tienes el mismo padre álmico o Yo Superior. Déjame explicar. Tu Yo Superior sabe todo sobre quiénes has sido, porque estuvo aquí con todos ellos, Oh, y se complica más todavía. En este sistema interdimensional de potenciales, hay piezas y partes de ti. Tú no sabías eso, ¿no es así? Y tiene que ser así, tiene que haberlas. Esto explica el sistema de co creación. ¿Cómo podrías co crear para ti en este planeta si hubiera solo una pieza de ti? ¿No comprendes que si eres parte de la máquina de cómo funcionan las cosas, tienes que ser muchas partes de esa máquina? No puedes ser una sola parte, pidiendo a las otras partes que te ayuden. Verás, eso es una doctrina antigua. Tú eres energías múltiples.

Ahora, apliquemos eso a las hormigas. Ahora la hormiga va debajo del cuadro, los colores están cambiando, la topografía sigue cambiando, y -oh, horror de horrores- la hormiga sigue encontrándose a sí misma. Ahora ya renunció: No solo Dios es inusual, sino que, donde quiera que fui, me encontré a mí misma – ese es el sistema.

Ahora bien, aquí hay orden. Pero todavía no terminé con las partes confusas. No solo hay partes interdimensionales de ti en esta sopa interdimensional de caos, sino que también está la cuestión de quién solías ser en la Tierra. Lo que tú llamas el registro akáshico. Y le diste nombre, dijiste: “Es mi vida pasada”. En 3D, es así. Aquí tengo Lemurianos, y ellos entienden de qué estoy hablando. ¿Cuántas veces has estado en la Tierra, Lemuriano? Chamán, te encuentras hoy aquí sentado, como sanador. Muy interesado estás en la energía de sanación del entramado (se ríe). ¿Y cuántas veces crees que te requirió, para llegar a ese lugar? ¿Cincuenta, cien veces? ¿Más?

Si yo pudiera introducirte en quién solías ser, ¿cómo te sentirías? ¿Y cuál de aquellos que tú crees que fuiste en el pasado, deseas encontrar? Bueno, te tengo noticias más confusas. No existe tal cosa como una vida pasada. Porque recién te dije que todas esas expresiones entran en la rejilla cristalina, ¿no es así? Eso significa que cuando llegas a este planeta, quienquiera que seas, en un estado interdimensional todas esas vidas pasadas están activas en la rejilla, y la forma en que funciona el sistema es que todas ellas se registran directamente en tu ADN.

Te dije que esto iba a ser divertido. Dentro de ti está cada criatura que tú dices que has sido. Esto es lo que te hace tan diferente. Algunos de ustedes nacen tan distintos de los otros; nacen con las guerras en que han combatido, con las batallas que han ganado, con las relaciones que han tenido, con la madurez que atravesaron. Cuando algún humano mira a los ojos a otro ser humano, oh, escuchen esto. Ven allí más que solo amor.

Bendito es el ser humano que permite que el corazón se abra y el akash surja. Y pueden ver el trabajo que hicieron juntos, y lo que tienen que hacer. Verás, las almas antiguas tienen un linaje del pasado, no hay solamente amor; son compañeros álmicos, porque su impronta está aquí para siempre.

El sistema es hermoso, pero para ti parece muy confuso. Mañana te diremos cómo encontrarle sentido a todo esto. Tú eres magnífico en este planeta.

Te estoy dando información de que, cada vez que vienes aquí, dejas algo detrás. Te dije que hay múltiples copias de ti, si lo deseas, en el otro lado de ese velo, que llamas interdimensionalidad. Algunos de ustedes lo sienten y dicen: “Bueno, tiene que haber un guía”. Algunos están muy sintonizados con esto, y dicen: “Los ángeles están conmigo”. Tengo noticias para ustedes: tú estás contigo (se ríe). Por eso se siente tan bien. ¿No lo comprendes?

Y hay algunos que dicen: “No me gusta eso. No me quiero a mí conmigo; quiero algo más grande conmigo, algo importante conmigo”. Oh, es importante. Eres parte de Dios, y eres eterno. Eres una criatura avanzada de Dios. Esta energía exige que entiendas muchas de estas cosas confusas. ¡No te sientas en postura de meditación y haces que Dios haga algo por ti! Ya se han ido esos días inocentes en que entrabas en un edificio y esperabas que algo sucediera. Es mejor que eso. Ahora entras en un edificio y descubres tu maestría. Y te das cuenta de quién eres. Quién es el manifestador.

Y empiezas a entrenarte para aprender cómo trabajar con eso. El sistema existe para ti, y es hermoso. Está lleno de canto. Verás, es la única palabra que puedo usar. Si pudieras escuchar ese canto. ¿Disfrutas de la música en esta Tierra? Como llena tu corazón crees que solo está aquí, ¿no es así? ¡Oh, tengo música para ti! Y cuando me veas la próxima vez, así será, las melodías sonarán, los coros cantarán, y tú explotarás en luz, cantando acerca del rostro de Dios, que eres tú. No puedes evitarlo; está lleno de alegría. ¡Lleno de alegría! No está lleno de reglas.

Este es el mensaje de Kryon. Está lleno de unidad. Hay piezas de Dios en todas partes. Hay quienes entran por medio de canalizaciones en muchos lugares, con información profunda, hombres y mujeres. Juntémoslos. Unifiquen estos mensajes y obtengan un mensaje más grande. Dios eres tú; familia, y es todos. Y está abierto a todos. Y ustedes se necesitan unos a otros, de una manera más grande.

Este siempre ha sido mi mensaje y siempre lo será. Sería buen momento para la sanación, ¿no es así? ¿Quién es el que va a empezar a entender quién es? ¿Quién soy yo? ¿Qué tal si fueras el que se va a sanar a sí mismo? ¿Es demasiado grandioso? ¿Lo permitirías? ¿Realmente tienes que preguntarme a mí? ¿Te sentirías mejor al preguntarme? No tengo la respuesta. Es decir, tengo la respuesta, pero no tengo la sanación. ¿Eso es aceptable? Que vayas a tu interior y empieces a ver tu majestad.

“Muy difícil, Kryon, es muy difícil. Preferiría ir a un lugar y sentarme y que Dios me toque”. Eso es lo que recién te he invitado a hacer. ¡Re-acomoda tu pensamiento fuera de la 3D! Entiende que este sistema es parte de ti y está listo para la sanación por la que viniste. Reclama tu maestría. Entiende que eres parte de esta Tierra y de este sistema.

Todo lo que puedo hacer es invitarte. No puedo tocar tu corazón, no puedo hacer que tu cerebro piense de modo diferente de como deseas que piense. Es un lugar seguro; sí, hay ángeles aquí. Ángeles hermosos. No tienen piel y alas, y sus nombres se cantan en luz. Son los que vinieron esta mañana, piezas y partes de lo que tú llamas tu linaje. Algunos que has amado y perdido en este planeta están aquí. ¿lo dudas? Te invito a olerlos, ya sabes cómo es. Has pasado años con ellos, sabes cómo huelen.

Su esencia individual está sobre ti, escucha la emoción de sus corazones con el tuyo, porque si lo que yo he dicho hoy es verdad, caminas con ellos todos los días, en ese espacio interdimensional que llamas el otro lado del velo. Deja que te miren ahora y te digan: “Bien hecho, hijo mío. Estamos orgullos de ti, no diríamos esto si no fuera así”. ¿Es demasiado grandioso para ti? Oh, hay más.

Y así es.

Kryon.

Nota. Manual del Trabajador de la Luz, Lección 4. Canalización de Kryon a través de Lee Carroll. Granada, España. Agosto 18, 2007. Traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Gracias por colaborar en hacer que estas ideas (link) lleguen a la atención de un público más amplio.

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan A. Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *