El Sol se vistió de Luna

ciencia-del-corazonEstamos en el mes de Sagitario, en cuyos amaneceres se dice que nacen los dioses. Es un mes que carga una energía muy auspiciosa para disolver la ilusión de creernos separados de la vida universal.

Estamos inmersos en un mundo material y solemos olvidar que también participamos en otras dimensiones de la existencia, que nuestra alma es una partícula del Alma Universal, que nuestra naturaleza básica es solar y que vinimos a este mundo a cambiar y transformar su sustancia, en otras palabras, a redimirla.

Cuando a través de la meditación, penetramos los mundos internos, subjetivos, el mundo se nos crece. Da la sensación de que el mundo se expande, pero lo que en realidad se expande es nuestra conciencia.

Expandir la conciencia es como ponerse unos lentes nuevos y descubrir lo que siempre estuvo presente pero que no existía para nosotros porque quedaba sin percibirse. Es ver por primera vez un mundo que está impregnado de divinidad, es descubrir el esplendor de la existencia y la luz oculta en cada átomo de materia.

Es llenar de divinidad esas partes de uno mismo que quedaron como desconectadas de su fuente y se perciben opacas porque no vemos su luz interna.

Busquemos el recuerdo de quien en verdad somos, está oculto en nuestro corazón. Es importante que nos reconozcamos como la fuerza salvadora que vino a redimir la sustancia de este mundo.

Nosotros, almas solares, nos revestimos de su materia, descendimos a la Tierra y tenemos un cuerpo físico, un cuerpo emocional y un cuerpo mental compuesto por átomos de materia irredenta.

Nosotros, almas solares descendimos con la ayuda de los pitris lunares que nos ofrecieron los cuerpos para poder estar aquí. Pero somos el sol, la luz del mundo, los Prometeos, partículas del Alma Universal, o como se dice en los Vedas, la Persona Cósmica.

Podemos decir que el Sol se vistió de Luna.

Hay un secreto en la Materia y es que guarda en su seno la Luz del Espíritu. Y nosotros, la humanidad tenemos la misión de redimirla, que no es otra cosa que dejar salir la Luz que tiene escondida. Transformar esa sustancia opaca y hacerla transparente para que su Luz pueda ser liberada. Tarea que puede realizarse con la Luz de las almas solares expresando su verdadera esencia, su cualidad sobresaliente, el Amor más grande y puro.

El Padre (espíritu) emanó de sía la Madre (materia). El hijo (la conciencia) que surge del amor crea el puente que los une y hace que la Madre exprese la Gloria del Espíritu en lo más denso del Universo.

Redimir con amor la sustancia de nuestros cuerpos físico, emocional y mental es parte de la tarea encomendada a la Humanidad. Redimir las pequeñas vidas lunares recordándole amorosamente que la muerte no existe, que la rebeldía no es necesaria, que no teman a la Luz, que Ellas también son el Sol.

Trabajemos juntos en la redención planetaria. Busquemos la redención de las pequeñas vidas que componen nuestros cuerpos. Trabajemos desde el corazón, con amor.

Que la luz de Sagitario nos ayude y podamos ser redentores de nuestra propia sustancia.

Que juntos podamos percibir al Dios que nos habita y que habita cada partícula de este universo. Es mi mas ferviente deseo para cada uno de ustedes, mis hermanos.

Con el amor grande y eterno del alma,

Carmen Santiago

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *