Comunicarse con su alma (3)

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

Parte 5

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Continuamos nuestras lecciones sobre una nueva herramienta que hemos descripto, en esta época, en esta energía, para la humanidad, y especialmente para el alma antigua, y es la capacidad para moverse hacia eso que está dentro de su alma. Y en ese espacio, en su alma hay muchas cosas abriéndose, que realmente van a definir qué viene ahora en el planeta.

Y hay muchos que dicen: “Todas estas cosas espirituales no me interesan. Estamos teniendo problemas en el planeta ahora. Necesitamos cosas prácticas, Kryon”. Si echan una mirada a lo que les he enseñado en estas pocas últimas lecciones, van a ver cosas prácticas. Cuando empezamos a hablar de la capacidad de hablar con su biología de una manera sucinta, con ciencia comprobable detrás. Cosas que ustedes recién empiezan a descubrir, los conducen a un camino que también es espiritual. Existe, queridos, una fusión entre lo práctico y lo espiritual; y así debiera ser. Porque así es como ustedes caminan por el planeta, como criaturas a imagen del Creador. Hechas a imagen del Creador, que es amor, esa es la imagen que ustedes son. Pero más que eso, multidimensionales.

Entonces, moverse a un espacio donde se comunica en muchos niveles con la energía de su alma, es la cosa más práctica que pueden hacer, para sobrevivir en este planeta. La cosa de que quiero hablar hoy, otra muy controversial, es esta: ustedes no vinieron aquí para sufrir. Vinieron a difundir la luz.

Y habrá algunos que digan: “Pero no sabemos qué va a pasar con nosotros. Porque lo aleatorio de la luz podría llevarnos a cualquier lado, y lastimarnos mucho o eliminarnos. Simplemente no sabemos”. Hay algunos que siguen diciendo: “Así es mi vida. Voy de una cosa mala a otra”. ¿Qué tal si les dijera que pueden controlar todo eso? Y esa es la controversia. Y eso es lo que quiero discutir.

Cada uno de ustedes, escuchándome ahora mismo, tiene la capacidad para dirigir su propia vida a los puertos seguros, en lugar de hacia las tormentas del océano. Todos, cada uno de ustedes. Y esto suena muy espiritual. Ha habido muchos que dijeron: “Ya oí esto antes. Es ‘suelta y déjalo a Dios’”.

No es de esto que estoy hablando, porque eso luego entrega todo el poder práctico que tienen. En cambio, lo que les digo que es que ustedes tienen el control, por medio del Dios en su interior, sobre lo que les sucede.

Y ahora hablamos del Campo. Se ha descubierto algo, recientemente -y les contaré un poco sobre eso- que realza esta extraña idea. Que ustedes pueden aprovechar lo que viene, lo que está a su alrededor, y moverse de acuerdo a eso. A principios de los 2000 el Instituto HeartMath inició experimentos para descubrir una cosa: ¿Es posible que la consciencia humana pueda cambiar lo aleatorio?

Entonces déjenme re-definir lo aleatorio para ustedes: la suerte. Eso es lo aleatorio. Y ustedes saben todo sobre la suerte. Buena suerte, mala suerte, algunos tienen algo de suerte, otros nada; es al azar, ¿no es así?  Y HeartMath decidió armar todas estas maneras de medir lo aleatorio. Un proceso de echar los dados electrónicamente en once o doce lugares en todo el planeta. Porque tirar los dados es azar. Eso fue todo electrónico. Y esta es la metáfora.

Los dados no se tiran físicamente; los chips electrónicos que son generadores de números al azar están haciendo lo mismo. Allí estaban todos ellos, generando números y más números al azar. Hasta que algo sucedió, y eso fue el 9-11 (N.T. 11 de septiembre 2001). Y cuando eso ocurrió, hubo en el planeta una consciencia de millones -millones- que vieron todo al mismo tiempo y sintieron compasión. Y por unos momentos, todos esos dados que se echaban, todos esos generadores electrónicos de números al azar, se coordinaron y sincronizaron, y dieron los mismos números. ¿Sabían eso?

Esto fue ciencia, queridos. Y está informado aún hoy, y pueden encontrarlo. Y lo que eso les mostró -si no están entendiendo el punto- es que una consciencia que barrió toda la Tierra cambió la suerte. Ellos probaron que la consciencia de un ser humano tiene energía, pero no cualquier energía. Una energía para cambiar cosas que ustedes pensaban que eran inalterables. Quiero que piensen en eso. Están trabajando ahora en una energía del alma que es multidimensional, que es una consciencia que ustedes tienen, que es magnífica. Y más fuerte que lo que piensan. Para ustedes.

¿Qué tal si les digo que podrían cambiar la suerte para sí mismos? ¿Hay alguien enfrentado contigo? Tal vez estás viviendo una vida maravillosa, tú entiendes todas estas cosas. Tal vez este mensaje no es para ti porque tú ya lo sabes. Y hay muchos que lo saben, escuchando esto (o leyendo), sentados en esta montaña de arena. Y muchos los mirarían y les dirían: “¡Vaya, sí que tienes suerte!”. Y te están dando una palmada en la espalda, porque tú entiendes que para ti no existe tal cosa como la suerte.

El Campo se está midiendo; existe. Si la consciencia es energía, y los pensamientos crean esa energía, eso significa que toda la humanidad en el planeta está siempre creando energía con sus pensamientos. Todos ellos. Colectivamente, ¿a dónde va toda esa energía? ¿Permanece? ¿Hay algún depósito? ¿Qué pasa con eso?

La respuesta es que entra en el Campo por un tiempo. Ese Campo es un área multidimensional. Es el lugar donde viven quienes perciben la distancia e informan sobre ella, llamados videntes remotos. Eso es lo que ellos hacen, esa es su herramienta, la visión remota. No van a ver algo en el otro lado del planeta. Un vidente remoto, uno exitoso, simplemente ve el Campo, que está justo a su alrededor. Recuerden, la multidimensionalidad no tiene restricciones de tiempo ni distancia ni espacio; está todo allí, todo el tiempo, presente. No importa si está sucediendo en Marte; si hay consciencia allá, ustedes lo reciben aquí. Está en todas partes. Y eso significa que tienen la capacidad para aprovechar, conectar, esa consciencia grupal. Lo digo otra vez. Yo les mostré esto. Y se los mostré una vez para que pudieran verlo perfectamente bien.

Yo estaba en el estado de Tejas, y les dije que tendrían un nuevo Papa, les dije eso antes, incluso en esta serie. Y trece meses después, así fue. Ahora bien: eso no era Kryon adivinando la fortuna; eso no era una profecía de Kryon; ese era yo conectando con lo que ya estaba sucediendo en el Campo, porque el Papa anterior estaba en problemas. El nuevo Papa, o aquellos que serían convocados a elegir nuevo Papa, todo eso estaba en progreso. Ustedes lo descubrieron más tarde. Y trece meses después, ocurrió. Eso es el Campo, queridos, y es por eso que lo hice, que se lo dije, para que pudieran verlo.

Ustedes tienen esta capacidad de percibir qué hay en progreso, y cómo esto puede ayudar al ser humano. Y ustedes dicen, como humanos: “¿En qué me ayuda a mí saber que habrá un nuevo Papa?”. Y les diré esto: no están viendo el asunto. ¿Qué les parecería tener una idea, un atisbo, un sentimiento, una intuición, sobre cuál puerta abrir cuando hay dos puertas? O qué tal si hubiera diez puertas. Y una de esas puertas los va a conducir a un lugar seguro. El Campo tiene la respuesta a eso. Porque ustedes viven alrededor de otros seres humanos, y otras consciencias, todo el tiempo.

La cosa más práctica que hacen, es levantarse por la mañana, ocuparse de sus asuntos; algunos de ustedes van a lugares, hacen cosas, tienen que hacerlo todos los días y luego regresar. Algunos dicen: “Bueno, yo tengo un ángel guardián”. Acaban de asignar su magnífico poder para interpretar el Campo a otra persona, o a un ángel, o a un objeto; eso sucede todo el tiempo.

Los humanos están muy cómodos, con alguien más haciendo el trabajo. Pero les funciona. No tienen idea de que están poniendo su propio poder para percibir a dónde debieran ir y qué debieran hacer, a veces en un objeto de plástico. Ellos luego dicen: “Está bien; ¿a dónde vamos ahora? ¡Ah! Gracias por decírmelo”. Y van exactamente al lugar correcto. Es hora de entender que son ustedes, y que siempre han sido ustedes.

Aquí hay otro ejemplo. Hay varias rutas ante ustedes. Pueden ir por muchas rutas aquí, en este valle. Y ustedes han visto que en algunas de ellas ha habido más problemas que en otras. Más difíciles de atravesar que otras. ¿Qué tal si tuvieran la capacidad de saber qué ruta tomar? Que no tenga la arena y los baches, que sea más fácil para ustedes. O tal vez no tenga ese accidente pendiente que está viniendo, o algo aún peor. Todo eso está en su poder, y acabo de darles la prueba de eso: la consciencia es energía que puede cambiar la suerte. Pero tienen que entenderlo, y creerlo.

Y luego están los que dicen: “Está bien, está bien. Lograste que lo crea. ¿Cómo? ¿Cómo hago esto?”. La respuesta siempre ha sido la misma. Número 1: créelo. Tienes que reconocerlo, no tiene que ser algo que simplemente ensayas. Tienes que entender que ahora eres parte de este proceso de hacer. Entonces te vuelves más cómodo con que eso que crees que es posible, y empiezas a probar, intentar, diciendo: “Muy bien. Voy a conectar con el Campo, a mi manera, y empezaré a probar esto. Tengo varias opciones; elegiré esa”. Y pronto dices: “Esa fue la opción correcta. No sé cómo fue que hice eso”.

¿Cuántos de ustedes pueden explicar la intuición? La respuesta es: casi ninguno. ¿Cómo fue que resolviste eso? ¿Por qué decidiste hacer eso? Dime cómo lo hiciste. Y tú lo pensarás y dirás: “No tengo idea. Solo sucedió, simplemente hice eso”. ¡Bienvenido a la multidimensionalidad! No hay lógica; no hay prueba; pero funciona. Funciona. Mi socio ha observado en sí mismo cómo aprendió esto. Cuando digo que observó en sí mismo, es que él intentó por sí mismo hasta que se dio cuenta que estaba tomando las decisiones correctas en los momentos apropiados. Y entonces se relajó y contó con que eso sucedería por sí solo.

Ustedes llegan a una posición cómoda, al entender: “Bien, estoy realmente creando mi propia suerte. Me estoy colocando en buenos lugares, donde suceden cosas buenas, donde me encuentro con gente que puede ayudarme. Me pongo en otros lugares donde otra gente quiere conocerme, y ellos dicen: ‘Qué coincidencia que estés aquí en el momento justo, en el lugar apropiado y que esto sucediera’”. Y tú dices: “No fue coincidencia; yo seguí a mi intuición”. Y esa intuición, queridos, está conectada con el Campo. La conciencia de otros seres humanos a tu alrededor; las cosas que tal vez incluso Gaia puede hacer, en lo que toca a tormentas, lluvias, calor, frío.

Ahora bien, en este mismo valle, los Navajos oran por lluvia. A su manera, ellos oran, o tienen cosas que ellos hacían, o las canciones que cantaban, o los movimientos que tenían, y la gente mira eso y dice: “Bueno, qué pintoresco es eso”. Déjenme decirles algo: los antiguos lo sabían todo acerca del Campo, a su manera. Lo conectaban con Gaia, y llovía. Y habrá algunos que digan: “Bueno, eso fue una coincidencia”. Hasta que hablan con los antiguos y preguntan: ¿Cuán a menudo funcionaba eso? Y ellos dicen: La mayoría de las veces.

Queridos, eso es el Campo. Ellos se habían conectado con los elementos, que también están en el Campo. Podían percibir eso que era el clima, que también proviene de Gaia, como una consciencia en el Campo. Esto es casi ilimitado en lo que ustedes pueden hacer; en lo que pueden percibir. Y cuando mejores son en eso, más la gente lo nota. “¡Vaya, qué suerte tienes!”.

Queridos, les traigo esto como comunicación con su propia alma, porque esa es la clave. Ellos se dan cuenta de que hay una sacralidad dentro de ustedes; más allá de la sacralidad está el amor. Amor, compasión, alegría, todos juntos, son la grasa y el aceite que les permite percibir y tener mejor intuición. Y lo digo otra vez: no pueden hacerlo con miedo. Si eres una persona miedosa, que cree en cosas temibles la mayor parte del tiempo, esos ojos intuitivos están ciegos, y no tendrás la suerte que estás pidiendo. De hecho, puede incluso traer lo otro. Caminas en la oscuridad, y no tienes idea de qué vas a pisar. O qué sucederá luego.

Y esa es la verdad. Alegría, compasión, bondad, comprensión, lo aceita, lo engrasa, para que puedas estar en un lugar donde el Campo te dice qué hacer, de modo que vivas más tiempo en este planeta, para que estés más saludable en este planeta. Hay mucho más, pero me detengo aquí, solo para decirles que no les daría información, si no fuera verdad. Es para ustedes; es para ustedes ahora; y ahora está más realzado que nunca antes. Como una mano extendida diciendo: “Tal vez es hora de que aprendas cómo funciona esto”.

Y así es.

Kryon.

Nota. Canalización de Kryon a través de Lee Carroll, Monument Valley, 7-12 de mayo de 2022. Traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este LINK a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.