Ocultismo

kumar2018

En todo hay capas internas con las que el ocultismo quiere que nos relacionemos. El ocultismo es una práctica para levantar el velo y tratar de conocer las dimensiones interiores, donde  se presenta una verdad mayor. La verdad se presenta con siete velos. Más allá de los siete velos, existe el octavo, el siempre brillante principio de Krishna, al que llamamos el Principio Crístico.

El aspirante ardiente que vive generalmente en el corazón y no en la mente, es quien puede ser introducido en el ocultismo, quien intenta levantar el velo e ir más allá y sumergirse profundamente (Dip Deep) dentro de sí mismo. Normalmente, nosotros estamos atrapados en nuestros pensamientos y cada uno de nosotros no es más que un compendio de sus propios pensamientos.

Cada ser humano no es más que un compendio de sus propios pensamientos, pero tú no eres el pensamiento; el pensamiento emerge de ti. Cada uno de nosotros es un prisionero del pensamiento. Permanecer más allá de nuestro propio pensamiento y ver qué clase de pensamientos surgen de nosotros, nos permite levantar otro velo. Cuando somos capaces de elevarnos de la plétora de pensamientos en que estamos sumergidos, somos capaces de elevarnos de ese atolladero de pensamientos y entonces vemos la diversidad de pensamientos que mantenemos sobre la plataforma de nuestra mente, y vemos que cuando estamos con los pensamientos nos encontramos en un área muy gris.

Cuando más allá de las nubes vemos el cielo, especialmente cuando estamos en un avión, vemos al cielo más claro, más brillante, más atractivo, más agradable para el alma y vemos allá abajo cuántas nubes de diversos colores se están moviendo. Nos sentimos livianos cuando miramos al cielo. Así también, cuando sales de tus pensamientos y los observas, estás en un plano más sutil que el plano mental, donde las cosas son más claras, más brillantes, son pacíficas, son tranquilas y calmas y son muy expansivas. Eso le da al alma una paz enorme, que ni siquiera encontramos cuando vamos a lugares pacíficos, porque la paz está en nosotros, no en el lugar. Si tocamos ese centro que está más allá de la mente, nos sentimos muy pacíficos. Nos sentimos muy silenciosos. Sentiremos la profundidad del silencio y continuaremos estando en ese estado a menos que seamos atraídos hacia afuera debido a alguna obligación.

Tenemos que entender esto. Eso es posible para quien lo quiere, para quien ha decidido estar en el otro lado del ser, no de este lado. El ser puede ser mundano, el ser puede ascender del mundo en tanto que recuerde los mundos más allá de este mundo o los mundos dentro de este mundo. Los Maestros están en los alrededores, en los planos que no son visibles para nosotros pero que son visibles para aquellos que pueden vivir en el lado subjetivo del ser. Cuando nos empeñamos en entrar en el lado subjetivo del ser y llamamos constantemente a la puerta de la subjetividad, eso es lo que llamamos tratar de golpear la puerta del templo. Esto es observado en esos planos subjetivos que son el plano metal superior y el plano búdico. Hay seres dispuestos a ayudar a aquellos que desean entrar en la subjetividad.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *