Mente y Consciencia

con No hay comentarios

ciencia-del-corazonCuando creemos que somos la mente, la mente nos vive y nos impone su característica principal que es el análisis, la separación de los elementos que componen un todo para su estudio y comprensión. Pero la realidad es que, como individuos, somos la Conciencia, consciente del milagro de la Vida Una. Esa Conciencia genera la mente, las sensaciones, los sentidos, los sentimientos y toda posible percepción.

La vida es un Todo unificado, un campo de conciencia y sustancia que mueve el Universo y todo lo enlaza en una danza sin fin. La percepción de estar separados genera sufrimiento, y es la mente la que nos hace sentir así.

Muchas veces confundimos la mente con la Conciencia. La verdadera espiritualidad es una vivencia profunda de la Conciencia que contacta la Vida, aquello imponderable y eterno que es la causa de todo lo que existe, que está más allá de nuestra comprensión, a quien llamamos Dios, Gran Espíritu, Padre/Madre o el Trasfondo de la Existencia.

La experiencia de vivir esa dimensión, infinitamente más vasta que el pensamiento, es posible si dejamos de aferrarnos a las creencias, las estructuras mentales, el deseo, las posesiones, para descubrir quién en realidad somos. Esta experiencia no es un hacer, es el resultado de la expansión de la conciencia que logra romper las fronteras del pensamiento para verse ella misma en todo su esplendor y su gloria y ser la expresión de la verdad interna.

La vida en la materia no es cosa fácil. Estamos aquí con un propósito divino, estamos transformando la sustancia de un mundo que no ha logrado la perfección. Hemos perdido nuestra identidad original y nos buscamos sin cesar. Como la mejor herramienta que tenemos para vivir sumergidos en la materia es la mente, la utilizamos para encontrarnos a nosotros mismos. Y caemos en la trampa de creer que somos nuestras posesiones, nuestros roles, nuestros títulos, la imagen que tienen los demás de nosotros o la imagen que tenemos de nosotros mismos. Nos creemos ateos, materialistas, espirituales, creyentes… Pero esto son sólo pensamientos generados por la mente, porque somos algo mucho más grande, somos la Conciencia que habita la forma.

No esperes que la muerte toque a tu puerta para darte cuenta de que todo lo que tienes se quedará atrás y te irás con las manos vacías, así como cuando llegaste a este mundo.

En un Todo Unificado la propiedad es un espejismo de la mente y los sentidos. La Conciencia nada posee porque tiene acceso a todo y puede fluir libre en la corriente de la vida eterna.

Esa voz, que casi nunca para de hablar en tu cabeza, no eres tú. Es una gran liberación darse cuenta… Tú eres la conciencia que habita la forma. El pensamiento pertenece a tu forma, pero tú eres el Ser eterno que la habita.

El mal de este mundo es sólo la completa identificación con la forma, es la negación del Ser y, como consecuencia, la percepción errónea de estar separado de todas las demás criaturas y de la Fuente misma de la Vida.

El nuevo tiempo es precisamente un despertar a esa realidad, es un darse cuenta de esa profunda conexión que nos enlaza con todas las criaturas y con toda la naturaleza. Siento en mi corazón que estamos cerca de esa meta gloriosa, aunque el mundo quiera demostrarnos lo contrario.

Hay un despertar de la conciencia colectiva que no la detiene nadie. Y el mundo, establecido en los valores materiales está temblando y endurece sus estructuras. Es la concebida oscuridad antes del amanecer.

Si nuestro mundo está basado en valores materiales, si la meta de la economía que rige las grandes decisiones mundiales es la ganancia material, si la educación está alejada del reconocimiento de la verdad profunda del ser humano, si la sociedad se rige por eso de “cuanto tienes, cuánto vales” no quedará piedra sobre piedra con el advenimiento de esta nueva forma de percibir la vida. Estamos en tiempos de cambio y transformación, y como la sociedad se ha apegado mucho a los valores que ahora hay que abandonar, sufrirá, es innegable.

Pero la vida es un milagro que se expresa en todo su esplendor en la materia. Todo lo que te rodea es un milagro; el cielo azul, el verde de la naturaleza, las aves, las flores, todas entonan un himno silencioso a la Vida desde su profundo presente. Y tú puedes participar de este milagro si dejas de lado, por un instante, tus pensamientos, tu deseo de poseer, tus títulos, tu creencia de quién crees qué eres y te sueltas y te sumerges en la naturaleza que vive en el presente y escuchas su canto a la vida que es eterna. Sin pensamientos, sin deseos, sólo identificándote con esa vida que se expresa gloriosa también en la materia.

Y cuando aflora en ti el agradecimiento, como brota el agua de un manantial, se abren caminos que te permiten ir más allá del pensamiento para encontrar la gloria que escondes en tu ser, que tú eres, que Yo Soy.

Nunca confundas el pensamiento con la Conciencia. Transita el sendero que la naturaleza te ofrece y percibe la síntesis de la Vida Una.

Si te gusta la Publicación, dale clic al café: ¡INVÍTANOS A UN CAFÉ! (pesos ARG)

Centro Escuela Claridad

Con amor profundo,

Carmen Santiago.

Compartiendo comprensiones

Es importante saber por qué tantos maestros y hombres sabios, estudiaron la Astronomía y la Astrología como rutas de acceso a la Sabiduría. Busquemos ver, más allá de lo evidente, qué nos indica a cada uno de nosotros, como parte indisoluble del cuerpo de Humanidad, este viaje que, cada año, navega nuestro bendito planeta, y nosotros dentro de Él, alrededor del Sol.

Cuando transitamos el tiempo, siguiendo el impulso que nos marcan cada uno de los signos del Zodíaco, se nos abren puertas para seguir el Orden Divino que muestran en sus recorridos los doce signos. Es una guía que, cada uno de nosotros esta invitado a experimentar y llevar a la consciencia.

Hoy nos movemos dentro del campo de influencia de la constelación de Leo, punto culminante de la Ronda Solar. El Maestro Kumar profetizo que el Plenilunio de Leo será en el futuro el Festival más importante del año y su celebración estará a cargo de toda la Jerarquía de Maestros. Este señalamiento nos lleva a profundizar y preguntarnos: ¿Qué nos trae este signo en su plenilunio, qué es eso que tenemos que develar?

Para comprender lo que hemos caminado y hacia dónde nos dirigimos recordemos que el año se inicia en Aries, en marzo-abril con el Fuego de la Voluntad de Dios ardiendo en nuestro camino. En Aries en la Pascua de Resurrección con la fuerza del Fuego Ardiente iniciamos esa Vida Nueva que impulsa Shamballa, el lugar donde la Voluntad de Dios es conocida.

En Tauro el Iluminado Buda entrega esa energía que ha sido dada para la ejecución del Plan de Amor y Luz durante todo el año. Tauro nos facilita pasar del deseo a la aspiración. Nos recuerda la Gran Enseñanza del Iluminado cuando nos dijo: “te muestro la pena y te muestro el final de la pena. La pena termina cuando el deseo desaparece”.

En Géminis esa energía demodulada por Maitreya es entregada a la “raza de los hombres” = Humanidad, por eso en el plenilunio celebramos el Festival de la Humanidad. Géminis nos lleva a hacer crecer en nosotros la influencia del Alma para que decrezca la personalidad.

Al llegar allí, bajo el signo de Cáncer se nos llama a construir la casa iluminada. Cuando vamos más profundo, nuestra casa, no solo son nuestros cuerpos, esta materia que nuestra Alma utiliza para trabajar en la mayor densidad, nuestra casa es nuestra familia, nuestro lugar de trabajo, el lugar donde vivimos, nuestra ciudad, nuestro país, nuestro planeta. Estas son las casas que iluminamos y dejan de ser nuestras prisiones, y pasan a ser nuestras casas. Cuando se iluminan completamente se convierten en las casas-Templos donde los 11 Rudras permiten que volvamos al Diseño Fijo, al Orden Divino, a la Inmaculada Concepción que cada una de nuestras casas tuvo en su propósito original.

Así con la casa iluminada que ha dejado de ser prisión para nosotros, porque podemos entrar y salir de ellas a voluntad, pasamos al signo de Leo. El lema que podemos interpretar como un propósito, que es al mismo tiempo un objetivo dice: “Yo Soy Aquello y Aquello Soy Yo”.

El viaje tiene en este signo de Leo desde el 22 de julio, un punto culminante del viaje del año. Me gusta imaginar que la Tierra como un barco se desplaza en el océano del sistema solar, recibiendo la Luz del Signo por cuyo espacio navega, si recibe esa Luz, recibe el sonido, recibe el color, recibe las cualidades de esta constelación de Leo que vista desde una perspectiva mayor, nos incluye en el eje que forma con la Constelación de Acuario. Aquí tenemos una inmensa revelación. Leo nos permite sumergirnos en el yo, en la casa iluminada. Donde la Luz del Alma ha tomado el comando e ingresamos a Leo para aprender que mi pequeño yo, desaparece absorbido en el Aquello que es todo lo manifestado y pasamos la riqueza obtenida en el trabajo individual -en el trabajo con nosotros mismos- a los Grupos de los que formamos parte.

Somos seres Solares encarnados en la materia, que se cristifica en cada uno de nosotros cuando sabemos que no estamos separados, que somos nosotros mismos y somos el grupo, en una profundidad aun mayor somos “Dioses Solares encarnados en la materia” y se cumple la tremenda frase de San Pablo “Cristo en nosotros, esperanza es de Gloria”.

Transitemos juntos este tiempo de navegación dentro de la influencia de Leo, transitemos sabiendo que la Gloria de Cristo está en todos y cada uno y dejemos brillar esa Luz que portamos para que podamos decir a coro: YO SOY AQUELLO, AQUELLO YO SOY

Marta Paillet.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Siguiendo Juan A. Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *