Las Madres de las Estrellas Están Aquí

con 2 comentarios

logo de las enseñanzas de kryon a la humanidad

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético. Para quienes escuchen (o lean) después, estamos ante trabajadores de luz. Una de pocas veces en que mi socio es llevado ante un grupo de individuos de mentes afines. Quiero hablar sobre la Montaña. Estamos en el lugar que llamamos la sombra de la montaña, el Monte Shasta. Es un lugar especial, para muchos, por muy largo tiempo. Los indígenas lo consideraron sagrado. La montaña misma, como muchas otras montañas, ha estado en este planeta, pero esta es diferente.

Si ustedes han seguido lo que les he dicho durante muchos años, les digo que, imbuida dentro de la montaña, está la energía de la verdad espiritual central. Ha habido muchas cosas que ocurrieron allí, que han sido inexplicables para muchos. Atrae a la gente hacia ella; más que simplemente a aquellos que quieren estar en una montaña. Ella les habla a muchos que quieren respuestas a preguntas espirituales complejas; preguntas comunes. Atrae a quienes se sientan y escuchan; atrae a aquellos que quieren pasar la noche allí, aunque no se supone que lo hagan. Ha habido muchas historias.

A veces, los servicios del Parque, cumpliendo con su trabajo, la clausuran, y sin embargo en la noche se ve a veces una luz tan brillante como si fuera una antorcha. Más brillante que cualquier luz que pueda haber en un lugar inaccesible para cualquier humano. Hay muchos que han visto esta clase de cosas y saben que algo tiene que haber allí. Y lo hay.

Mi socio les dijo que ustedes están en un tiempo especial; más especial que lo que saben o se dan cuenta. Algo que es oportuno y es para ustedes, y está llegando. Ahora mismo, quiero discutir algo que está lejos de lo común (se ríe), difícil de creer; misterioso. Risible para muchos. El concepto de la Madre de las Estrellas. El concepto de aquellas venidas de las estrellas que puede que realmente hayan iniciado el ADN de ustedes, cuando ustedes eran humanoides, con 24 pares de cromosomas, y se convirtieron a 23, hace aproximadamente unos 200.000 años atrás. Y la ciencia verificará eso.

¿Cuándo cambió el ser humano y fue de los 24 pares de cromosomas estándar para tener los inusuales 23? Hace doscientos mil años. Nosotros enseñamos que algo sucedió entonces. Algunos indígenas enseñan que algo sucedió entonces. Información desde las montañas de Perú, donde los indígenas han habitado durante miles de años, y nosotros decimos ¿qué pasó originalmente? ¿Cuál es su relato sobre la creación? Y ellos transmiten en su lenguaje, traducido al español, traducido al inglés, en una palabra: intervención.

Ellos lo sabían. Aquellos que tienen una antigüedad de cincuenta mil años, en Ulluru; están allí todavía, son el mismo clan, ellos lo sabían. Ellos afirman que fueron los Pleyadianos. Inusual, ¿no es así? Que siendo tan antiguos y no habiéndose encontrado nunca, tengan la misma historia sobre el mismo suceso, en el mismo marco de tiempo, y viniendo del mismo sistema estelar. Les diré: es real. Tan fabuloso como pueda sonar, tan risible como les parecería a algunos. Y la razón es una realidad de consenso.

A ninguno de ustedes le dijeron eso. Ningún líder espiritual les dijo eso nunca, jamás, de ninguna de las religiones principales con las que han crecido. Ningún sistema de creencia. Eso fue organizado en el planeta, o aún ligeramente organizado; iremos a eso. Y entonces para ustedes, es como para poner los ojos en blanco. No para este grupo o los que escuchen (o lean) después.

¿Es posible que exista algo llamado las Madres de las Estrellas? Representando a aquellas que vinieron y dieron nacimiento a quienes están aquí, que se combinaron con los humanoides que estaban aquí para crear un humano con 23 cromosomas. ¿Por qué? Para darles el ADN Pleyadiano. Entonces ustedes son todos híbridos, todos. Pero existe algo como una cápsula de tiempo, esperando a ser revelada, en ustedes. Y ya es hora. Y les contaré sobre eso.

Las Madres de las Estrellas llegaron por primera vez a varios lugares del planeta; el más notable, el que era el más puro en el planeta fue Lemuria. Nadie podía llegar allí; nadie podía irse. No hubo influencia de otros humanos a través del tiempo, de modo que la pureza de lo que allí se enseñó, permaneció pura. Es hora de enseñarlo, también.

Es real… La idea de maestras desde las estrellas, según la cual muchos, muchos Eones atrás, ellas se revelaron, estuvieron en forma física. Ellas no lo están; ahora están en ese lugar multidimensional por el cual existen en muchos lugares del planeta, pero específicamente en esos nodos a los que llegaron originalmente. Son reales.

Y quienes discutirían este punto, dirían: “Bueno, si son reales, ¡salgan! Muéstrense, de modo que podamos creerlo”. Y nosotros le diríamos a esas personas: ¿De veras? Entonces ustedes no tienen ningún tipo de mente esotérica en absoluto, que pueda creer en una fuente externa, o una entidad. Y me dirían: “Exacto. No puedo verlas, de modo que no están”. Y yo les diré: ¿Y qué hay de los ángeles? Y allí habrá una pausa, y dirán: “Eso es un poco diferente”. Y yo les digo: ¿Y qué hay de Dios? Y hacen pausa y “Eso es un poco diferente”. ¿Qué tal si esas Madres Pleyadianas fueran ángeles? Y pudieran verlas a todas. ¿Qué tal si fueran guías para ustedes? Y pudieran verlas todo el tiempo. Pero ellas no se presentaron a decir: “Hola, soy Pleyadiana”. Todo lo que hicieron fue estar y ayudarlos, y amarlos, y asistirlos a través de tiempos difíciles.

Les diré algo. Hay un principio que esta Fuente Creadora -que represento siempre- dirá que es el número 1.

Número 1: Ustedes son amados sin medida. Punto. Incondicionalmente. Punto.

Número 2: No se juzga, y nunca se ha juzgado. Eso viene de los hombres y las mujeres, no es de Dios.

Número 3: Ustedes tienen absoluto libre albedrío para creerlo o no. Y nada malo va a suceder si eligen ignorarlo. Nada.

Pueden acudir a las Escrituras, escrituras muy antiguas, incluso en su sociedad, pueden ver la historia del hijo pródigo. Un hijo que hace todo bien, el otro que hace todo mal, y ambos reciben la misma fiesta cuando vuelven al hogar. Y el hogar no es una cabaña donde viven en la Tierra; el hogar es una metáfora para el otro lado del velo, de donde vinieron. Eso es amor.

Esto es lo que quiero decirles: ese grupo de Madres de las Estrellas, que están en la montaña ahora mismo con ustedes mirándola, ese grupo de Madres de las Estrellas está allí. Ellas conocen el nombre de cada uno de los que están en este salón, y en los salones vecinos, que no están en este salón. Ellas saben que ustedes están aquí. Siempre lo saben. Ellas conocen el nombre de sus almas, un nombre que ni siquiera saben ustedes que están aquí. Ellas ven al Creador dentro de ustedes, y ellas no hacen nada hasta que ustedes lo hagan. Eso es libre albedrío.

Y hay muchos que dicen: “¿Cómo hago para activar a las Madres de las Estrellas en mi vida? ¿Cómo hago esto y aquello?”. ¡Qué grupo lineal el que dice esas cosas! ¿Qué piensan ustedes del helado? Hagan una lista. Simplemente lo hacen. ¿Qué hay de los helados? “Oh, ¡puedo saborear el helado!”.

Siéntate en un lugar, si nunca lo hiciste, y di para ti mismo, para cualquiera que te oiga: “Quienquiera que seas, si estás allí, te invito, con mi incredulidad, te invito a estar conmigo. No a mostrarte, no en una imagen, no en Facebook. Entra en mi vida, en mi área, y empieza a invadir mi intuición, para que yo tome las decisiones correctas en el momento correcto. Muéstrame tu amor, Madre de las Estrellas”. Y luego observa cómo tu vida empieza a cambiar.

Las Madres de las Estrellas no son profetas; son ayudas. Los nodos y zonas nulas del planeta se establecieron – ¿están preparados? – por ellas, cuando llegaron, solo por si acaso en este tiempo de la precesión de los equinoccios creara exactamente lo que ustedes tienen ahora. ¿Sienten ustedes lo especial de esto? Ustedes están, no solo en un tiempo precioso y sagrado, que los antiguos dijeron que podía no suceder nunca, o que podía; un tiempo que incluso se mostró en la Roca de la Profecía de los Hopi. Ustedes están allí.

Esa es la gran división, así podrían llamarla. Donde la profecía decía que muchos humanos irían en una dirección, otros irían en otra dirección, y allí habría una elección entre luz y oscuridad. Está aquí, la elección está aquí. Y aquí es cuando las cápsulas empiezan a abrirse, y cuando la activación ocurre, volcando hacia afuera aquello que pueda ser adecuado a la consciencia de ustedes – si lo quieren.

Sin embargo, igual habría quienes dirían: “Bueno, no lo sé. No sé cómo”. Acabo de decirles cómo. Y mi socio les muestra por qué no lo quieren: porque va en contra de todo lo que les han dicho. Déjenme darles alguna información: sus padres, sus pastores, sus sacerdotes, no sabían esto. Ellos no sabían esto. Ellos les dieron la mejor información que tenían, con amor e integridad. No va a ser una traición que ustedes vayan hacia la verdad.

Había una verdad central, que hoy se conoce, que involucra amor puro del Creador, viniendo y entrando en sus vidas, y haciendo aquello que algunos llaman milagros, que va a cambiar a la humanidad, poner luz en el planeta, al punto que nunca habrá una guerra como la que ven ahora. Es intolerable, incluso ahora, y quiere traccionarlos hacia atrás a los años cuarenta, ¿lo notaron?  Una sorpresa. ¿Lo notaron? Qué momento perfecto para probar lo que les estoy diciendo.

Y no ha terminado. Hay otras cosas que surgirán para interrumpir a la luz. Interrumpirla. Ponerle un palo en ella y revolverla. Incluso en la Nueva Era. “Paren a esa Nueva Era”. Ellos ya no se gustan entre sí. Eso va a suceder también. Prepárense para eso, y cuando aparezca, bendíganlo y digan: “Muéstrame qué hacer en adelante. Con todo amor, muéstrame qué hacer en adelante. Con todo amor, muéstrame qué hacer en adelante”.

Viene justo según programa, queridos, justo según programa. No piensen que el mundo ahora está yendo en la otra dirección; porque lo que les dije que sucedería está sucediendo (se ríe).

Madres de las Estrellas, muéstrense en las vidas de quienes quieren ser infundidos con esta paz primero. Esa es la primera cosa que sucede; no la solución de sus problemas; la paz con ellos, para que ustedes puedan sentarse y ser seres humanos sabios, tomando buenas decisiones. No por supervivencia, o miedo, o pánico.

Empieza ahora. Realmente empieza. Y ustedes (se ríe) no podrían estar en un lugar mejor para un cambio de vida, para una sanación, para una revelación, para un cambio hacia algo mejor. Están sentados ¡en la sombra de la Montaña! ¡Vaya!

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon.

Nota. Conferencia de Celebración en Monte Shasta (parte 1), Canalización de Kryon por Lee Carroll, 23 de junio de 2022. Traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Ayúdanos a distribuir información de vanguardia, reenvía este LINK a todas las personas potencialmente interesadas, gracias.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Si te ha gustado la Publicación: ¡INViTANOS A UN CAFÉ!

Centro Escuela Claridad

Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

Últimas publicaciones de

2 Responses

  1. Marcelo Acosta
    | Responder

    GRACIAS GRACIAS GRACIAS

  2. patricia
    | Responder

    gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.