Hay que escoger

con 1 comentario

ciencia-del-corazonQueridos todos estamos irradiados por la Luz del Solsticio que trae la promesa del nacimiento de la conciencia Crística en la humanidad. Es un tiempo de luz, de alegrías y buenos deseos. Que esa luz nos acompañe en este nuevo recorrido.

Las dificultades vividas nos han unido a nivel electrónico como nunca antes. Y también nos han saturado de información. Esta saturación tiene el inconveniente de consumir tanto tiempo que se nos dificulta profundizar en tantos bellos conceptos de luz que nos llegan, y entonces, perdemos su verdadera esencia.

Es necesario escoger donde poner nuestra atención. No es escoger lo mejor porque no sabemos qué es lo mejor. Es escoger qué es lo que más resuena en nuestro corazón y poner ahí todo nuestro empeño.

Estoy convencida que se llega a lo divino quitando y no poniendo. Que se llega a lo divino cuando podemos penetrar en los espacios vacíos, en los silencios, en esas puertas que se abren cuando dejas de pensar. Y el exceso de información suele impedirlo.

Como discípulos hemos aprendido o estamos aprendiendo el valor de la austeridad. Pero ojo, hay que ser austeros también en el campo mental. ¡Cuántos pensamientos sobran, cuanta información repetida de distintas maneras ocupando espacios que ocultan lo divino, lo intangible, lo verdadero! ¡Cuántos nombres para el mismo principio universal!

La Divinidad ha dejado puertas a través de la cuales puedes llegar a Dios. Pero estas puertas no se encuentran en la mente, están en el corazón. La mente y su inteligencia te ayudan a llegar al corazón, pero no pueden hacer lo que solo el corazón sabe hacer.

La mente divide para conocer, el corazón une para percibir. Y en esa unión se abre la puerta de la síntesis sagrada. La síntesis que, a diferencia de la unión, no tiene nada que unir porque ella es la esencia misma del Universo con la que está hecho todo lo creado. Un sabio dijo: “Dios es todo. La separación no existe, todo es Maya”.

Cuando hablo del corazón no hablo de las emociones, que son su contraparte mundana y suelen nublar nuestro entendimiento. El corazón percibe más allá de la mente y se llega a su divino templo aquietándola y silenciándola.

El libro de la Naturaleza está siempre abierto para ti como el regazo de una madre. Si mirando una flor puedes penetrar en su esencia, tocas lo divino. Si mirando el cielo te diluyes en su inmensidad tocas lo intangible. Si te conectas con una estrella, viajas en el espacio infinito.

Si queremos vivir desde el alma, tenemos que desarrollar su conciencia que no reconoce separación. Por eso la llamamos conciencia grupal. Te aseguro que al intelecto se le hace imposible. Puede enseñarte todos los elementos para que lo logres, puede aprender las lecciones de las sagradas escrituras, pero el paso a esa conciencia es exclusivo del corazón.

La mente funciona como una escalera que te permite llegar a donde sin ella no puedes llegar, pero una vez llegas, para dar el siguiente paso la tienes que soltar.  Si no eres capaz de soltarla ocurre el gran desastre; confundes la mente con el Alma.

Cuando percibes la vida desde la conciencia grupal tocas lo divino en ti que es lo divino en todos. Aparece otro idioma que no tiene palabras y las contiene a todas. Es un canto que se produce en el más intenso de los silencios.

Por esto, entre tanta información que nos llega, tantos chats, tantos youtube, tantos whatsaap, hay que escoger.

No se puede estar en todo sin correr el riesgo de creer que estamos haciendo mucho cuando sólo estamos dando vueltas en el mundo de la personalidad y la mente mientras el Espacio Infinito espera por nosotros. El Espacio que está en todas partes y no se ve.

Te invito a que pongas tu atención en el espacio entre los objetos que están al alcance de tu vista. Suéltate y busca percibirlo. Deja que tu mirada penetre en el Espacio. Es el Mahat. Es la divinidad, la primera emanación. Y escucha a tu corazón.

Que en este 2021 se abran las puertas que te conduce al encuentro con tu Cristo Interno para que puedas ver a Dios en todo lo que te rodea. Es mi más sincero deseo para todos ustedes, amados hermanos.

Carmen Santiago

Compartiendo Comprensiones

Hermanos celebremos, en este tiempo de Capricornio que estamos asistido por acontecimientos en el cielo, que nos muestran cómo avanzar en nuestra tarea de ejecutar el Plan de Amor y Luz.

Nosotros somos “la raza de los hombres”, como nos llama “La Gran Invocación” somos la Humanidad de la Tierra y tenemos a cargo la “ejecución del Plan de Amor y Luz”.

Hay épocas en que los astros en el cielo colaboran con nosotros enviando sus energías, que son en verdad cualidades que, por nuestro libre albedrío, elegimos o no utilizar.

En este tiempo, el cielo nos permite ver, que estamos transitando un espacio -el planeta tierra está siempre moviéndose a gran velocidad- que está pintado por las cualidades de la Constelación de Capricornio. “Estoy perdido dentro de la Luz Suprema y a esa Luz le doy la espalda y sirvo a mis hermanos”, la cualidad de los Salvadores que, como Jesús, nacen para Salvar, para servir.

San Pablo dice que Cristo, en nosotros, esperanza es de Gloria. Estar transitando Capricornio es oportunidad para todas, todos y cada uno, de hacer su parte para salir de toda limitación y servir para que una vida más buena, más bella y más verdadera se instale sobre la Tierra.

Hemos pasado por el Solsticio de diciembre y en ese mismo momento, la conjunción de Júpiter con Saturno -formando juntos la llamada “estrella de Belén”, nos indica que estamos en oportunidad de que ocurran grandes cambios favorables, como ocurrió cuando nació Jesús estando esta misma conjunción en el cielo.

Que la voluntad al bien nos dirija llevándonos a ayudar en lo material y en lo espiritual a los que tenemos cerca, que la Belleza detrás de todo lo que ocurre nos lleve a disipar el caos, como dice la oración “que seamos llevados del caos a la belleza”. Que la verdad nos lleve a esferas más amplias de libertad, que seamos la Fuerza Salvadora que se une al Plan de Dios, con todos los seres visibles e invisibles que trabajan para que se cumpla y se manifieste.

Se nos han dado por parte de “Aquellos que conocen y sirven al plan”, muchas herramientas, para un servicio mejor, para un servicio mayor: Meditación, Estudio y Servicio. Cuando meditamos cada día, cuando estudiamos con constancia y servimos a los humanos y a los demás reinos, estamos avanzando hacia la ejecución del Plan de Amor y Luz. Celebremos la Vida, celebremos la Verdad donde sea que se muestre, esa verdad que reconocemos porque resuena en nuestro corazón, esa Verdad trae Libertad.

Cuando activamos el circuito entre el chakra laríngeo y el sacro. Lo superior el laríngeo y lo inferior el sacro, en el doble y simultaneo movimiento de la síntesis, la estrategia del Séptimo Rayo, la Verdad que nos hace libres, se manifiesta.

Cuando activamos el circuito entre el chakra cardíaco y el plexo solar, la Belleza que está más allá de las formas ordena nuestras vidas y la vida que nos rodea.

Cuando activamos el circuito entre el coronario y el chakra base la Voluntad al bien, lo Bueno viene a nosotros y a la vida humana.

Trabajemos para que lo Bueno, lo Bello y lo Verdadero re-establezcan el Plan de Amor y de Luz, ese es el servicio encomendado a los varones y mujeres de la Tierra. Es tiempo de Capricornio. Tiempo para que la Fuerza Salvadora de la que formamos parte, cumpla con su tarea. Demos gracias.

Marta Paillet

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Juan Angel Moliterni
Siguiendo Juan Angel Moliterni:

Instructor Espiritual de la Ciencia Iniciática, Canalizador, Reiki Ascensional Claridad, Ciencia Astrológica, Músico Arteosofia.

La Hermandad Blanca Universal, la jerarquía espiritual de Maestros Ascendidos, transfiere una antorcha, una Luz, a aquéllos que deseen tomarla, que vayan a agarrarla con fuerza. La antorcha de la Síntesis de oriente y occidente, de los Valores apreciados, el conocimiento espiritual y la comprensión del Cosmos. Te invitamos a participar!

One Response

  1. Avatar
    Mercedes Pérez
    | Responder

    Gran verdad, no había reparado en eso. Necesario tenerlo en cuenta. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *