Jamsa

con No hay comentarios

jamsa_01

Meditación: tomemos una buena respiración profunda y pongamos algo de música para nuestra mano de jamsa (pausa; comienza la música)…

Nota: “mano de Jamsa” también llamado “Merab Khamsa” o “mano de Fátima” en otras culturas, es un símbolo popular en el Medio Oriente y el norte de África.

Jamsa es un símbolo. Se parece a una mano con tres dedos juntos en el medio. Tiene orígenes antiguos, muy anteriores a su uso por los judíos y musulmanes, aunque prevalece mucho en el Medio Oriente en estos tiempos. En los orígenes de esto hay mucho simbolismo.

Cuando la mano está así (la palma hacia arriba) significa: “Yo acepto – yo acepto mi luz. Yo acepto tomar conciencia de mi luz”. Significa que te das cuenta de que eres un ser consciente, y que no estás atado con los hilos de un títere, de los que algún otro ser o incluso un alma desconocida pueda estar tirando y moviendo.

“Yo acepto la percepción consciente de mi luz, de mi ser”. Así de simple.

Y luego, cuando la mano se da vuelta (la palma hacia adentro), “Yo acepto la sabiduría de mi oscuridad”. Esto no es realmente oscuridad, después de todo. Son las cosas que no has amado de ti mismo. Es tu naturaleza crítica respecto a ti. También representa lo desconocido.

Lo desconocido está a veces lleno de miedo, pero “yo acepto la sabiduría de mi oscuridad”, porque en ella hay sabiduría. Todo lo que has atravesado alguna vez, ya sea en los reinos angélicos o aquí en la Tierra, eventualmente será transmutado en sabiduría.

Últimamente, no hay oscuridad. Puede haber ojos que estén cerrados. Puede haber miedo a lo desconocido…

“Yo acepto la sabiduría de mi oscuridad”.

Así, desde aquí (la palma hacia afuera), “Yo acepto la percepción consciente de mi luz, del Yo Existo, Yo Soy”… (dar vuelta la palma hacia adentro) “Yo acepto la sabiduría de mi oscuridad”.

Y luego una mano así, con la palma hacia arriba, “Yo acepto – Yo acepto y recibo mis alegrías, mi verdadera naturaleza, mi alegría de estar en la forma humana. Yo acepto eso”.

Entonces es así para la luz (palma hacia afuera), así para lo oscuro (palma hacia adentro) y así para recibir (palma hacia arriba).

Tomen una buena respiración profunda. Hagámoslo juntos…

Si te gusta la Publicación, dale clic al café: ¡INVÍTANOS A UN CAFÉ! (pesos ARG)

Centro Escuela Claridad

Es muy simple, es como simbólico. Tiene orígenes antiguos, pero muy apropiado ahora mismo. Ahora ustedes no empujan hacia atrás. Están aceptando esa luz. Conscientes de su naturaleza divina, de dónde han venido, mucho antes de tomar la forma humana. Conscientes de su propio espíritu santo, de su divinidad. Tomen una buena respiración profunda y siéntanla. Y sí, yo sugiero que sostengan su mano hacia arriba para un impacto máximo.

“Yo acepto. Yo recibo. Yo estoy consciente de mi luz. Yo Soy el que Soy”.

Tomen una buena respiración y sientan eso… (pausa).

No necesitan trabajar en eso, excepto si están sosteniendo su mano hacia arriba y es un poco de esfuerzo, pero es muy simple.

Y luego, “Yo acepto la sabiduría de mi oscuridad”. Eso es un poco más difícil, porque aquí hay, oh, cosas que ustedes no aman de sí mismos -sus errores, sus miedos, el miedo a que su oscuridad sea más fuerte que su luz. Nah. Son cosas que todavía no han recibido luz. Pero cuando la reciban, pasarán a ser sabiduría.

Esto es probablemente lo más difícil. Todavía hay un deseo de mirarte a ti mismo como malo, o como habiendo hecho cosas terribles. Pero es simple: “Yo acepto la sabiduría de mi oscuridad”, y es como catapultarte hacia el futuro, cuando finalmente lo captas y te das cuenta de que nunca hubo realmente oscuridad. Era solo lo desconocido y los juicios.

Y ahora la cosa grande importante aquí: Justo aquí: “Yo acepto mi merecimiento como humano” (N.T. valía, dignidad). “Yo acepto mi merecimiento como humano. Y por lo tanto puedo aceptar la alegría y la abundancia”. No significa que cada día vaya a ser perfecto. No. Todavía estás aquí en el planeta. Todavía estás rodeado por la consciencia masiva. Pero al menos en tu propia realidad de ti mismo, puedes aceptar la alegría.

Está todo justo allí. Realmente me estoy irritando un poco porque a algunos de ustedes les tome tanto tiempo aceptarlo, que tengan resistencia. Supérenlo ahora.

“Yo acepto – Yo acepto mi merecimiento”.

Tú eres el único que puede hacerlo. Podemos pararnos a tu lado todo el día, pero -esto es terminante. Esto no es un compromiso ni una negociación, ni una aceptación por grado. Es la aceptación de tu merecimiento.

Ustedes han recorrido un largo camino en permitir la abundancia, sin sentir eso, esa vieja culpa perpetua y sufrimiento. Pero todavía están vacilando. Es hora ya mismo. “Yo acepto que yo soy digno”. Eso es todo.

Y luego, lo que sucede con Jamsa es que entras en este flujo. Difícil de definir, difícil de explicar a otros, pero de pronto estás en tu propio flujo. Y nuevamente, el significado de Jamsa es: “No necesito tomar todas esas decisiones humanas. No necesito tramar y planear todo en mi vida. No tengo que ponerme mi traje de armadura cada mañana para salir al mundo. No tengo que preocuparme de dónde vendrán las cosas, cómo llegarán a mí. No necesito salir de caza todos los días por una canasta de energía. No tengo que preocuparme por mi cuerpo físico. Yo sé que moriré algún día, pero no del antiguo modo de la enfermedad”. Es Jamsa. Pura gracia. Pura gracia.

mano_de_fatima
mano_de_fatima

Ahora estás en el flujo. Las cosas irán llegando, sí. Absolutamente. Días malos, pero no son ya tus días malos. Solo estás en medio de los días malos de todos los demás. Ya sea el tránsito o lo que pueda ser, o malas noticias, o solo la gravedad de la consciencia masiva, pero tú aún estás en tu flujo.

Tienes la compasión para reconocer lo que está sucediendo a tu alrededor con otras personas. Tienes la percepción consciente para entender que están donde ellos eligen estar, y que eso no es para que tú intervengas, a menos que te pidan ayuda.

Pero ahora que estás en esto, bueno, es mágico. Es un flujo. Es Física. La Física de la energía ahora (palma hacia afuera con los tres dedos medios juntos); así (palma hacia afuera) sirviéndote; (palma hacia arriba). Es realmente física pura.

Es luz, tu luz, llegando a ti ahora sin todos los filtros y sin todas las limitaciones. Es tu luz pura llegando a ti y luego la devuelves hacia afuera, de vuelta hacia ti mismo y a toda la creación.

Dos cosas, ahora mismo, mientras estás en el planeta: iluminar, y disfrutar de tu vida. Bastante simple. Bastante simple. Es un diseño básico de la energía.

Con eso, Yo Soy Adamus de Saint Germain. Gracias.

Nota. Canalización de Adamus por Geoffrey Hoppe, Consejo Carmesí, 7 de octubre de 2023. Traducción: M. Cristina Cáffaro. Edición y Difusión: Juan Angel Moliterni (www.escuelaclaridad.com.ar). Se autoriza la redistribución de este boletín e información personalmente y vía Internet con la condición de que el contenido permanezca intacto, de que se respeten los créditos del servicio, los autores, los editores y se mencionen la fuente y enlaces correspondientes. Gracias por colaborar en hacer que estas ideas (link) lleguen a la atención de un público más amplio.

Donaciones Amorosas

$

Ingresa libremente el monto en dólares a donar!

Información personal

Total de la donación: $3.00

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *